Opinión

Autor: Paréntesis Crítico

08:32 am
17
Jun
2010
La frase ha quedado para la historia. Y es que a través de cuñas y el poder mediático que posee, el llamado Turco Mezherane intentó vender la imagen de que su banco, el Federal era una gran alternativa financiera. Se acaba de demostrar lo contrario.
Resulta que esta institución venía presentando problemas incluso antes de la micro crisis financiera de diciembre de 2009 en el país, sin embargo, la SUDEBAN decidió darle dos prórrogas para que se pusiera al día, pues era evidente la falta de transparencia en el manejo del dinero de los ahorristas y la poca liquidez. Entre otras perlas, el Banco Federal venía incumpliendo reiteradamente con los índices patrimoniales y de solvencia requeridos por la SUDEBAN. En el momento de la intervención, ya la institución financiera no poseía recursos financieros (activos líquidos) con qué responder a sus obligaciones. Hoy, a este tema también pretende dársele un matiz político. El eunuco Colegio Nacional de Periodistas se ha manifestado diciendo que se trata de un atentado a la libertad de expresión, su descaro es tal, que no solo silencian la versión oficial dada por la SUDEBAN, en la que queda claro que no sólo estaba en riesgo el dinero de los ahorristas, si no se tomaban medidas, sino que también omiten las declaraciones de los miembros de la sociedad bancaria (para nada identificada con el Gobierno) en las que se ratifican que era necesaria la intervención. Carlos Escotet de la asociación Bancaria de Venezuela (tampoco se identifica con la revolución) pidió que no se politizara el asunto. Víctor Vargas, por su parte, presidente del Consejo Bancario Nacional manifestó el total respaldo de esa institución a las acciones del Gobierno, las cuales calificó de oportunas.
Esto ha debido ser un duro golpe para la trama mediática, que pretende hacernos creer que se trata de un hecho personal del presidente Chávez contra Globovisión. Esa es la matriz que se ha vendido a los ya disociados televidentes de esa planta, muchos de ellos usuarios del Federal, que por cierto, fueron bien agresivos con Luis Hugas, reportero de Venezolana de Televisión que intentaba hacer cobertura de las colas afuera de la entidad bancaria. Por supuesto, se les ha dicho que el Gobierno los ha perjudicado y que van a perder su dinero. Por cierto, la alta directiva de Globovisión resultó ser toda una banda delincuencial Mezherane: ladrón y estafador, al igual que su par Zuloaga, usurero ¡¡¡Sálvese quien pueda!!!
Estos señores, están tan fuera de sí, que han perdido la memoria, pues fue en al año 94 que el Estado se alió con los banqueros y se generó una mega crisis financiera que culminó incluso con el suicidio de muchos venezolanos. ¿Cuántos recuerdan el Banco Latino, los créditos indexados, las cuotas balón? ¿y el Gobierno? arrodillado.
Hoy la situación es diferente, se han protegido los intereses de los ahorristas en cada uno de los bancos intervenidos. En el caso del Federal, se reintegrará el dinero completo a más del 96% de los usuarios, FOGADE ha manifestado su compromiso de cumplir a cabalidad con esos pagos, el presidente de esa institución, David Alastre, aseguró que hay suficiente liquidez para eso. En la IV república los auxilios financieros en millardos de bolívares eran para los banqueros, ahora se defienden y se protegen los ahorros del pueblo, como nunca antes se había hecho.
Cómo ciertamente, el turco mezherane “no tiene un pelo de tonto” se encontraba fuera del país, mientras los pendejos ahorristas si están en Venezuela y como era de esperarse, él ya ha dicho que no regresará, porque eso no ayudaría en nada al país ¿será que si ayudaban al país sus operaciones fraudulentas en el Federal?
Los directivos de asociaciones bancarias privadas y las instituciones del Estado coinciden en que nuestro sistema financiero está completamente fortalecido y estable, así que los venezolanos podemos estar tranquilos y dar la espalda a los rumores fatalísticos que nos quieren vender como ciertos.
Entre tanto, tenemos otro corrupto prófugo de nuestra justicia, se llevó consigo el dinero y los pelo de tontos de quienes confiaron en él, tal vez hasta tenga un feliz encuentro con su colega ladrón de cuello blanco Don Eligio Cedeño que con la cómplice colaboración de la jueza María Lourdes Afiuni, también huyó del país subrepticiamente, por la puerta trasera de un tribunal. La revolución ha ido limpiando el sistema, pero es necesario que ya comiencen a pagar los responsables de estos actos que después de robar a manos llenas terminan viviendo exilios dorados en el extranjero. Lo que si es cierto es que al final de cuentas los venezolanos no confundimos libertad de expresión con falta de liquidez financiera acasionada por el robo del dinero de los ahorristas o malversacion de fondos, porque precisamente: ¡NO TENEMOS NI UN PELO DE TONTOS!