Opinión

Autor: Roberto Malaver

09:28 am
27
Jun
2015

Explico: por primera vez en la historia eliges en paridad de sexos y de edades. 50% mujeres, 50% hombres; 50% jóvenes, 50% mayores. No sé de ningún otro país donde suceda o haya sucedido tal a través de la historia. Otro hecho único: la militancia y la ciudadanía postulan y eligen sus candidaturas. Y vota todo el mundo, gente partidaria o no de la revolución bolivariana. Toda persona inscrita en el Registro Electoral Permanente. O sea, tú.

En cambio en la oposición la ciudadanía elige solo en 33 circuitos y más de un mes después anuncian listas incompletas, en su mayoría las candidaturas fueron postuladas a dedo y cada una hubo de pagar Bs 150 mil, dinero que no sabemos qué destino tuvo. Reclamaron con huelga de hambre y campaña mundial que el Gobierno convocase parlamentarias. Golpe de propaganda porque quien debe convocar no es el Gobierno sino el Consejo Nacional Electoral, un poder independiente. La oposición, que reclama separación de poderes, exige que el Ejecutivo imponga una decisión a un poder autónomo. Pero lo más extraño es que dicen que el “rrrÉgimen” no quiere elecciones, el mismo que está organizándose desde hace meses para esos comicios, que ha promovido 19 votaciones en 16 años. Cosas raras de la oposición totalitaria que se proclama democrática y no deja que su militancia candidatee a nadie en los circuitos en donde tradicionalmente obtiene mayor votación. El Psuv tiene más de mil postulaciones, ¿cuántas tiene la oposición para las elecciones que exige con tanta urgencia? Es por una duda que tengo.

Hay gente que amenaza no votar por la escasez. Gente que sabe quién bachaquea, acapara, especula. Protestan no votando a causa de la guerra económica y favorecen a quienes la producen. Precisamente por eso voto mañana.

Mientras más indignación me causa la guerra económica más respaldo al Gobierno que la combate. Ok, tenemos derecho a exigir que se haga más, que haya más sanciones, medidas más contundentes. Entiendo que no es fácil, que la guerra es tan perversa que se libra en las propias filas, donde hay fariseísmo, quinta columna, cobardía de este lado. Normal. En todo combate hay delaciones, deslealtades, traiciones, Rafael Isea.

Mientras más te afecta la guerra económica más razones tienes para votar.