15
Abr
2010

La respues es Cuatro.

La lista negra empezó con Abraham Lincoln (1809-1865), que también fue el primer presidente elegido por el Partido Republicano. Ganó las elecciones en 1860, llevó al norte a la victoria en la Guerra de Secesión y fue reelegido en 1864. El 2 de abril de 1865, el actor sudista John W. Booth le pegó un tiro en un teatro de Washington.

El siguiente fue James A. Garfield, republicano que inició su mandato en 1881 y sólo duró 6 meses y 15 días en el cargo; murió el 19 de septiembre de ese año tras ser disparado en julio por el parado Charles Guiteau.

El tercero, también republicano, fue William McKinley, que en 1901, cinco años después de jurar el cargo, fue víctima de un atentado anarquista en la Exposición Panamericana de Buffalo.

Finalmente, el demócrata John F. Kennedy murió asesinado en Dallas el 22 de noviembre de 1963.

 

Comentarios

11:47
JULIO ADOLFO SANTANA dijo:

EL HOMBRE NACE Y MUERE,SOLO CUANDO DIOS,ASI LO QUIERE MASINEMBARGO QUITARLE LA VIDA A HOMBRES TAN IMPORTANTE COMO LOS MENSIONADO EN ESTA PAGINA DEJAN HUELLAS IMBORRABLE EN LA VIDA DE LOS CIUDADANOS DE UN PAIS, NO IMPORTA CUAN RICO O, CUAN POBRE SEA EL PAIS, AL FIN Y AL CABO SON SERES HUMANOS QUE CON SU EXFUERZO LLEGARON A SER LO QUE FUERON Y CREO QUE NO ES JUSTO QUE OTRO HOMBRE,POR ENVIDIA DESENFRENADA TOME UNA PISTOLA Y ASESINE A UNA PERSONA DE ESA CATEGORIA,POR LO TANTO NO IMPORTA CUANTO TIEMPO AYAN PASADO,PORQUE LA HISTORIA NUNCA CAMBIA,MAS PARA LAS FUTURAS GENERACIONES ES IMPORTANTE QUE ENTIENDAN QUE EN EL MUNDO HAY QUE RESPETAR LA INTEGRIDAD DE LAS PERSONAS,PERO MUCHOS MAS CUANDO SON TAN IMPORTANTES.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios