07
Feb
2011

Eugenia Sader

La vehemencia con que defiende la gestión de Salud del gobierno de Hugo Chávez y la premura con la que responde con cifras, estadísticas, gráficos y láminas dan cuenta que Eugenia Sader está familiarizada desde 1998 con el despacho. La pediatra, coronela asimilada de la aviación, comenzó como Directora General Sectorial de Desarrollo de Salud, fue presidente de la Fundación Barrio Adentro desde octubre de 2009, luego pasó a ser Viceministra y desde julio de 2010 encabeza el Ministerio para la Salud.

En los últimos días desde su despacho, ubicado en las Torres de El Silencio, le ha tocado gerenciar un brote de cólera en el país. Sader rápidamente subraya que son “casos importados” y que sólo esperan los 15 días (se cumplían ayer) para que las personas infectadas en República Dominicana dejen de transmitir la enfermedad. “Eso sería un gran éxito, porque eso dice que nuestro sistema de vigilancia epidemiológica fue lo suficientemente efectiva para actuar y prevenir que se infectaran las demás personas”, dice con orgullo, al descartar casos autóctonos de cólera.

-¿A su despacho le avisaron de inmediato sobre el brote?

- El primer paciente llega a una clínica en La Trinidad, en malas condiciones, con la buena suerte que el médico que lo ve es el fundador de la Sociedad de Infectología en el país y, de inmediato, le pregunta de donde viene. Al responder “República Dominicana”, frontera con Haití donde desde octubre pasado hay una epidemia, se activan todas las alertas. Existe una resolución a nivel internacional con 70 enfermedades que tienen que ver con la salud pública que son de denuncia obligatoria. Cuando se reporta un caso, el personal médico tiene que reportar inmediatamente al Ministerio de Salud.

-¿Se logró el cerco epidemiológico?

-Activamos el equipo de vigilancia epidemiológica. Se tomaron las medidas en el sitio porque había que resguardar a todas las personas que manejan las heces: la camarera, la que limpia, cómo vas a manejar los desechos, con quién está relacionado esa persona, dónde van las aguas servidas . Teníamos que evitar que se saliera de las personas que asistieron al evento y analizamos cada uno de los casos para aplicar el protocolo. Era difícil llamar a las 452 personas porque la mayoría viajó en vuelos privados. Pedimos la lista de invitados a los organizadores del evento, llamamos a la lista de vuelos comerciales y alertamos por la prensa que los asistentes debían recibir tratamiento y que los médicos supieran que ante cualquier diarrea intensa debían sospechar de una bacteria que tenía 10 años que no circulaba.

-¿Están fuera de peligro?

-Las pacientes que llegaron inicialmente estaban en estado de shock hipobulímico, entraron en terapia intensiva y estuvieron con insuficiencia renal a punto de hacerse diálisis por la cantidad de líquidos que perdieron. Todos están fuera de peligro. Hubo 28 hospitalizados, todos de alta, 53 síntomas leves y 61 recibieron tratamiento ambulatorio. Hubo 156 asintomáticos, y por ellos mismo supimos que hay dos casos en Boston, dos en Madrid y uno en México. Estoy casi segura de que la totalidad de los pacientes recibieron el tratamiento, pero por pena o algo no lo han reportado.

-¿Se podría sancionar por no reportar casos?

-Se puede hasta cerrar las clínicas. Más bien muchas están muy agradecidas por los folletos y tratamientos. Ha sido un trabajo en equipo bien fructífero. Los invité a unas mesas de trabajo para fortalecernos con lo que sea reporte de enfermedades epidemiológicas.

-Se ha criticado que enfermedades erradicadas en el país han reaparecido y algunas se han incrementado.

-Hay un común denominador en todo esto que son los cambios climáticos.Por ejemplo, no puedes analizar el dengue en Venezuela sin tener en cuenta lo que está pasando en los países vecinos. El dengue es una franja completa y en los demás países han aumentando 700, 800 veces. Nos aumentó 90%. Con el caso de la malaria dijeron que había aumentado el año pasado. No, aumentamos la capacidad de diagnosticar. Cuando se hace el Plan Caura se abordan los mineros, esa población que estaba escondida ahora es evaluada.

-Ex ministros de Salud hablan de aumento del dengue

-A veces irresponsablemente hay personas que analizan un caso y no ven las generalidades. No es analizar el dato en el momento sino analizarlo en el entorno. Sino estás generando angustias en la población. He invitado a través de los medios a todas las personas que quieran trabajar por el bien del país, si es de otro partido político a mi no me importa. ¿Cómo estaban los indicadores de salud en la época de los que hoy declaran esto? ¿Qué pasó, por ejemplo, en el año 92? Hubo una epidemia de cólera en Colombia y entró al país y estuvo dando vueltas en Venezuela 10 años, hasta el 2000 que se tomaron medidas serias y no había habido un solo caso de cólera reportado.

-¿El dengue y demás enfermedades están controladas en Venezuela?

-No sería responsable decir que están controladas. El control del dengue depende de que todos tomemos las medidas para evitar la reproducción del zancudo. En la medida que logremos que el pueblo tome conciencia de cómo tiene que cuidar su entorno saludable y su hogar, podemos controlar el dengue. En estos momentos podemos decir que las enfermedades infecciosas las tenemos controladas, pero eso puede variar porque hay muchos factores que influyen en que tu tengas amibiasis por ejemplo, como los hábitos adecuados de limpieza.

-Critican que cifras epidemiológicas no las publican

-Eso es mentira, desde que llegué las estamos publicando. En la web del Ministerio se publican todas las semanas. En el 2010 había 3726 casos de dengue, en esta misma semana acumulados a la semana dos, 2 mil 691 personas. Estamos por debajo del año anterior. ¿Que pasó? Este año hubo una epidemia muy grande a nivel mundial.

-En el 2009, Chávez afirmó que Misión Barrio Adentro (MBA) habia “bajado eficiencia”. ¿Eso quedó atrás?

-Eso es parte de las 3 R que hemos ido revisando, rectificando y reimpulsando. Eso está superado. No hay consultorios cerrados. Como el sistema nació de forma tan rápida, algunas de las constructoras no hicieron estudios de suelo y algunos están fracturados y no podemos utilizarlos, pero se construyeron otros al frente. Sería injusto decir que no tenemos un sistema de salud en mejores condiciones porque sino no tuviéramos más años de vida o niños más grandes.

-Habían denuncias de que Barrio Adentro (BA) se quedaba en la atención primaria

-Cada grupo de consultorios populares (6.712) tiene un Centro de Diagnóstico Integral, estos tienen unidades de terapia intensiva -de tres a cuatro camas- para casos de emergencia. De cada diez CDI hay uno con quirófano, para poder referir ese paciente de emergencia.

-Afirmaban que los barrios tenían trabas para llegar a la atención secundaria.

-Las ambulancias deterioradas las estamos recuperando. Estamos en un proceso de adquisición de ambulancias. Los médicos venezolanos ya están en los CDI, que había una crítica muy importante que era nada más el sistema cubano. Ya estamos casados, estamos haciendo programas en conjunto. Ya se intercambian pacientes entre la terapia intensiva de un hospital con un CDI.

-¿Volver a la centralización, como plantea el Presidente, pondría fin al mal estado de los hospitales?

-Hemos concluido en 2010, 148 obras de rehabilitación en los hospitales. ¿Que nos faltan? Sí. Porque había 780 obras censadas, pero terminamos 148 en un semestre. ¿Que nos faltan CDI? Sí. Tengo 533 y mi meta es 600, pero en el último semestre inauguramos 53 centros entre CDI, Sala de Rehabilitación y Centro de Altas Tecnologías. Eso se siente y lo siente la población. Decirle a la población que no existe un trabajo del Gobierno preocupado por su salud, creo que es una tontería por parte de aquel que use esa estrategia. Porque el pueblo está yendo a los centros de salud. Sí hay hospitales que tienen deficiencias, sí, estamos conscientes y estamos trabajando en revisarlos y rectificarlos. Hemos aumentado el presupuesto de los hospitales, hemos creado una figura nueva los inspectores de salud que son médicos que se van también a responsabilizar de garantizar que lo que está en los depósitos llegue a los pacientes. Hemos encontrado que despachamos los medicamentos y luego los venden en una cafetería. Hemos hecho detenciones. ¿Qué falta por hacer? Si, si falta, pero pueden tener el compromiso que estamos trabajando para mejorarlo.

-Provea dice que el costo de pólizas de HCM del sistema público es casi igual al presupuesto de salud.

-No manejo las cifras de Provea. Pero se evaluó en la experiencia internacional que cuando delegamos la responsabilidad en salud a una empresa privada, estas tienen como fin el lucro, cuanto invierto cuanto gano en cada producto. El sector público su pacto es cuantas personas atiendo, a cuantos les resuelvo el problema. Nuestra Constitución declara que la salud es responsabilidad del Estado. Cuando leía cuanto tiempo le duró a España el pasar de un sistema privado a que la gente se atendiera, a que los Reyes de España se atiendan en el sistema público le duró 30 años. Hacer esa reversión cultural de lograr que el estado le garantice a los ciudadanos que se le va a dar la atención gratuita, estamos en eso.

Fuente: María Lilibeth Da Corte / El Universal (Venezuela)

 

Comentarios

07:51
jose luis martinez dijo:

Buenas noches camarada un saludo revolucionario por esa ardua lavor que viene asaiendo en la mision barrio adentro la presnte es para lo siguiente soy trabajador de la mision y nesecito mi cargo fijo xq ce q fijo podre persivir todos mis veneficios para mantener a mis 4 hijos y esposa camaradas ayudem con eso por favor yo ce que usted es de buen corazon y m va ayudar yameme ce lo ruego o respondame

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios