Mundo

26
Feb
2015

Los Gobiernos de Venezuela y Brasil iniciaron este jueves, en el Círculo Militar de Caracas, el diseño del Plan de Acción Binacional para la eliminación de la Oncocercosis en el área donde vive la comunidad indígena Yanomami, y que pone en riesgo la salud de unas 30.000 personas de la etnia.

Tras la instalación de las mesas de trabajo, que culminarán mañana, la ministra para la Salud, Nancy Pérez, explicó que del año 2003 al 2010 el Ejecutivo Nacional eliminó dos focos de la enfermedad que se encontraban en las regiones nororiental y norcentral del país, quedando pendiente la zona sur de los estados Bolívar y Amazonas, razón por la cual este trabajo se realiza en conjunto por Brasil, debido a la frontera compartida.

“La Oncocercosis es una enfermedad de salud pública que en el mundo afecta a 12 millones de personas; produce lesiones cutáneas y en un período de cuatro años puede causar la ceguera, siendo la segunda causa de este padecimiento en el mundo”, detalló Pérez, en declaraciones a los medios de comunicación.

La Oncocercosis es la segunda causa principal infecciosa de ceguera en el mundo y afecta de manera desproporcionada a las personas y comunidades que viven en condiciones de pobreza. Es causada por el nematodo Onchocerca volvulus, que se transmite a los seres humanos por la picadura de la mosca del género Simuli, puede causar una afección severa de la piel y alteraciones visuales que en casos graves puede conducir a la ceguera.

Agregó la ministra para la Salud que en el mundo unas 125 millones de personas podrían infectarse, mientras que 270.000, también a escala global, han perdido la visión de manera irreversible por esta mal, cuyo primer caso registrado en Venezuela fue en 1948.

Con relación al abordaje integral de este plan de acción, agregó que “es una tarea compleja porque los Yanomamis tienen una vida seminómada, entonces cuando disponemos del medicamento y vamos a darles tratamiento ellos ya no están en la zona. Hay poblaciones que están muy metidas en la selva y el reto que tiene esta mesa es abordar y hacer un trabajo conjunto para poder eliminar la Oncocercosis”.

Ante ello, manifestó que una de las principales prioridades es identificar con precisión todas las zonas en las que se encuentran las comunidades Yanomamis e invitarlos a colaborar con este plan integral.

Indicó Pérez que las personas que habitan en las zonas ya controladas continúan en vigilancia epidemiológica y reciben el medicamento Ivermectina, único prescrito para controlar los efectos del padecimiento, aunque la ceguera es irreversible.

Por su parte, Rafael Gomes Franca, asesor internacional del Ministerio de Salud de Brasil resaltó que no solo este comité tiene la tarea de abocarse a la Oncocercosis sino que podría establecer otros puntos de trabajo para atacar otros males como la malaria.

“La Oncocercosis es el único foco en las Américas que está en la frontera Brasil-Venezuela. Además de la eliminación de la enfermedad, con este comité se da una aproximación de los Ministerios de Salud para trabajar otros temas conjuntamente”, puntualizó.

En la actividad también participó por Venezuela la viceministra Formación, Educación Intercultural y Saberes Ancestrales, Clara Vidal, quien destacó el compromiso de los gobiernos de Venezuela y Brasil por erradicar esta enfermedad en un corto plazo y darle atención debida a los pueblos indígenas afectados por la misma.
YVKE

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios