Ciencia y Tecnología

01
Nov
2011

El transbordador se adaptará a Tiangong-1, un módulo de prueba puesto en órbita el 29 de septiembre pasado

China lanzó con éxito este martes el transbordador no tripulado Shenzhou VIII, como parte de otra misión clave para que el país asiático pueda establecer una estación espacial permanente, en un tiempo estimado de una década.

El transbordador se adaptará a Tiangong-1 para concretar el primer encuentro espacial una tecnología crucial en la conquista del espacio.

Según informó la agencia local Nueva China, la nave que servirá de módulo de entrenamiento para las citas espaciales, fue lanzada al exterior a las 05H58 local (21H58 GMT del lunes) desde la base Jiuquan ubicada al noreste de la nación.

El transbordador se adaptará a Tiangong-1, un módulo de prueba puesto en órbita el 29 de septiembre pasado, para concretar el primer encuentro espacial.

La Shenzhou VIII y el cohete portador fueron llevados en posición vertical al centro de lanzamiento el pasado miércoles, fecha a partir de la cual comenzó la cuenta regresiva para el despegue.

China espera llevar a cabo otros acoplamientos en 2012 con dos nuevas naves; Shenzhou IX y Shenzhou X, sólo una de ellas tripulada.

De acuerdo a la información divulgada este martes por la agencia asiática, dos mujeres formarán parte de los astronautas que se entrenarán para esta misión y serían las primeras féminas en volar al espacio.

El transbordador Shenzhou VIII efectuará durante sus estancia espacial 17 experiencias diferentes en el ámbito de las ciencias de la vida y de la microgravedad dirigidas por investigadores chinos y alemanes.

“Es la primera vez que una cooperación internacional se lleva a cabo en el marco del programa de vuelo habitado chino en materia de ciencias de la vida en el espacio”, señaló la agencia oficial china.

Importantes figuras de la Agencia Espacial Europea y el Centro Aeroespacial de Alemania presenciaron el momento en el marco de contribuir en el intercambio y la cooperación internacional.

Beijing recupera su atraso tecnológico en comparación con Estados Unidos y Rusia, reproduciendo experiencias llevadas a cabo por esos países en los años sesenta.

Fuente: teleSUR
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios