05
Ago
2015

La remoción de escombros, en el lugar que podría resultar ser la fosa clandestina más grande de Colombia, iniciará a las 09H00 hora local.

Con el objetivo de buscar los cuerpos de personas desaparecidas, producto del conflicto armado que vive Colombia, este miércoles iniciarán formalmente las operaciones de excavaciones en el vertedero de la Escombrera, ubicado en la Comuna 13 de Medellín, al noroeste del país.

La operación inicia entre amenazas, según denuncias de los familiares de las personas desaparecidas.

El proceso debió comenzar el lunes, pero no se hizo porque se realizaron nuevas mediciones para garantizar una exploración más segura.

El corresponsal de teleSUR en Colombia, Vladimir Carrillo, detalló que la Alcaldía de Medellín confirmó que las excavaciones comenzarán a las 09H00 hora local, cumpliendo los protocolos establecidos.

“20 profesionales estarán dedicados a realizar la identificación. Igualmente una cantidad de personas estarán a cargo de la custodia de esas pruebas que se puedan encontrar, porque lógicamente esta es una intervención que tiene fines judiciales”, reportó Carrillo.

La remoción de escombros se realiza en coordinación con la Fiscalía, la Alcaldía de Medellín, el Museo Casa de la Memoria y la Unidad para la Atención y Reparación a las Víctimas.

Vladimir Carrillo dijo en un contacto con teleSUR realizado este martes que esta operación podría tardarse unos cinco meses.

Amenaza latente

Tras presentar denuncias de amenazas por parte de los familiares de las víctimas, el consejero para la Convivencia, la Reconciliación y la Vida de la Alcaldía de Medellín, Jorge Mejía Martínez, denunció que hay bandas delincuenciales que están interesadas en interrumpir los trabajos de exhumación.

Al respecto, la líder de la organización Mujeres Caminando por la Verdad, citada por Caracol Radio, dijo que ya habían pedido a la Fiscalía desarrollar un plan de seguridad, “tanto para las víctimas como para los operarios y las organizaciones de derechos humanos y los funcionarios”.

De acuerdo con datos oficiales, en la Comuna 13 existen unas 30 bandas criminales que podrían promover actos para obstruir las exhumaciones.

EL DATO:

La Comuna 13 es una popular barriada que ha sido escenario del accionar de todos los actores del conflicto armado en Colombia: insurgentes, paramilitares de derecha y agentes del Estado.

Las autoridades esperan exhumar al menos 90 cuerpos, sin embargo, el exjefe paramilitar, Diego Murillo Bejarano, alias “Don Berna” (extraditado a Estados Unidos en 2008) había dicho que en esa zona se encontraban 300 cuerpos. Por su parte, activistas de los derechos humanos creen que el lugar podría resultar ser la fosa clandestina más grande de Colombia.

Excavación en detalle:

*La excavación se iniciará en el polígono número uno.

*En un primer momento se esperaba remover unos 24 mil metros cúbicos de tierra, pero ahora será una cantidad mayor.

*El área tendrá tres anillos de acordonamiento, uno para los expertos en excavaciones, el segundo para las autoridades, y el tercero para las víctimas.

*Se realizarán cortes en forma de terraza y con talud, lo que permitirá llegar a 15 metros de profundidad, donde se supone que ya es tierra firme, sin escombros.

EN CONTEXTO

La remoción de escombros, que se realizará de forma mecánica y manual, fue ordenada por un fallo judicial tras confesiones de paramilitares desmovilizados.

Muchos de los cuerpos que están enterrados en La Escombrera habrían sido de víctimas de “falsos positivos” o ejecuciones extrajudiciales, tales como las registradas en la operación Orión, implementada en octubre de 2002, durante el Gobierno de Álvaro Uribe.

Este plan se ejecutó por más de un mes con la participación del Ejército, la policía nacional y la aviación, que con uso desproporcionado de la fuerza arremetieron contra los habitantes de La Escombrera en búsqueda de milicias urbanas.

La Fiscalía estima que unas 15 mil personas han desaparecido en Colombia debido al conflicto armado que en más de cinco décadas ha dejado unos 220 mil muertos y más de seis millones de desplazados.

Entre esta cifra de muertos, se estima que miles fueron víctimas de las ejecuciones extrajudiciales llamadas también “falsos positivos”. Hasta la fecha no se ha dado un monto exacto, debido a que varias organizaciones han arrojado diferentes estadísticas, sin embargo, el número de civiles asesinados, que los hicieron pasar como insurgentes caídos en combate, supera los cuatro mil.

El Ministerio del Interior también ha dicho que en el país se han encontrado más de 4 mil 649 fosas comunes. De ellas, 803 corresponden al departamento de Antioquia, cuya capital es Medellín.


teleSUR

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios