Cultura

29
Ene
2015

Brenda Fassie

Brenda Fassie es una leyenda de la canción en Sudáfrica de quien nunca, al parecer, se hablará en pasado, pues su música, llena de ritmo y movimiento, casi la repiten de memoria hoy personas de diferentes edades.

Hay quien dice que los pueblos se conocen por la reserva cultural que poseen. Este país es un arcoiris y su gente refleja el sabor de esa diversidad que marca un acervo tal vez único.

Basta establecer amistad con algún sudafricano, cosa que no es difícil aquí, que al preguntar sobre música y cantantes coinciden en mencionar a la Fassie, una mujer que murió demasiado pronto, con apenas 39 años, pero no pocos genios tienen vidas tormentosas, advierten.

Brenda Nokuzola Fassie nació en Langa, Cape Town, el 3 de noviembre de 1964 y dejó de existir el 9 de mayo de 2004.

Sus fanáticos le llamaban MaBrrr, y ella hasta se describía como la Reina del pop africano o la Madonna del Townships (como se conocían los ghetos durante el régimen segregacionista del apartheid).

En 1981 abandonó Cape Town en busca de fortuna y logró, al final, la más importante: el amor de su pueblo.

Para Leyta, una joven trabajadora de servicios de Pretoria, la Fassie es, sencillamente, “una reina de la canción”, y de inmediato, cuando la menciona, empieza a entonar la popular Vulindlela (Open the ways, en inglés, o abre los caminos, en lengua zulú) y mueve las caderas de una manera que solo ocurre en estos lados.

Vulindlela es casi como un himno entre los sudafricanos. Su letra posee un energía singular y “la corean grandes y pequeños”, acota Evans, un hombre que resalta en Brenda Fassie el haber sido una luchadora anti apartheid que le cantó a Madiba (Nelson Mandela).

Una escultura a tamaño natural de Angus Taylor fue erigida en memoria de MaBrrr en Johannesburgo hace nueve años.

Incluida en el número 17 de la lista top de los 100 africanos más grandes, los titulares de periódicos publicaron en 2004: “Cocaína mató a Brenda Fassie”, pero ya había nacido la leyenda.

Fuente: Prensa Latina
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios