Cultura

12
Mar
2015

El brazo visible de la Vía Láctea, es reconocido por los Warao como Joinaba a narunoko (donde Joinaba significa manatí) o como joninaba a jakanoko, donde jakanoko implica, sendero, camino, huellas, es decir “estela del paso del manatí”, pues imaginan que el gran mamífero acuático, también navega por entre las aguas que suponen forman la Galaxia.

En el estudio de los autores Heinen & Lavandero (1973), se dice:

La Vía Láctea atrajo también su atención y entre otras denominaciones, la llaman honinaba akakanoko “lugar por donde corre el manatí”. Y completan la versión así, “Hoinaba ahakanoko” por donde corre el manatí, tiene también su importancia en la mitología. Se trata de unas hermanas que se disgustaron con su familia. Determinaron entonces transformarse. La pequeña se arrojó al río para este fin. La mayor quiso evitarle ese destino tomándola por las piernas. Pero aquella se deslizó empequeñeciendo sus extremidades inferiores. Por eso el manatí tiene la parte posterior del cuerpo estrecha. Visto lo cual, la mayor se internó en el bosque transformándose en naba, “danta” mientras la menor corría por el agua dejando una gran estela de espuma, que nosotros llamamos Vía Láctea.

Fuente: YVKE
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios