Cultura

13
Ene
2015

Dicen los pobladores de Asunción Mita que debajo de La Piedrona, de unos 30 metros de altura y cuatro de ancho, habita una serpiente enorme con cuernos de oro, justo en el cráter del volcán Suchitán.

Alejandra Tobar, una de las tantas mitecas que ha escalado ese coloso de dos mil 42 metros sobre el nivel del mar, asegura que durante el ascenso ha escuchado el rugido de la montaña, lo cual ocurre cuando se mueve la sierpe, según la leyenda.

El también miteco Manolo Linares va mucho más lejos en su relato, al decir que se cuenta que en algún día del futuro, ese reptil moverá la inmensa roca y esta caerá sobre la villa de Asunción Mita.

Por si fuera poco saber esto, algo que pone más leña en el fuego mitológico es conocer el significado de Mita. Pues esta palabra proviene del vocablo náhuatl Mictlán, que quiere decir “lugar de la muerte” o “donde hay huesos humanos”.

De acuerdo con apuntes historiográficos, los pipiles invadieron la región de Mita en el posclásico temprano, entre el 900 y 1200 después de nuestra era, y se asentaron en los alrededores del lago de Güija, ubicado 77 kilómetros al sureste del Suchitán.

Por generaciones ha perdurado en la oralidad que Mita fue el lugar donde se erigió un templo, denominado Mictlán, el cual contaba con un sacerdocio altamente especializado, en el cual los pipiles veneraban a Mixcóatl, el Dios de la pesca y la caza.

El Suchitán es una de las 324 estructuras identificadas como de origen volcánico en Guatemala, confirma el estatal Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología.

Casualmente, Jutiapa -el departamento al cual pertenece el municipio de Asunción Mita- es el que más tiene, al sumar 181.

Los territorios que siguen, acorde con la cantidad de focos de procedencia eruptiva, son Santa Rosa (42), Jalapa (31), Chiquimula (27), Guatemala (13), Quezaltenango (11), Sololá (siete), Escuintla (cuatro), San Marcos y Totonicapán con dos cada uno; y Chimaltenango, Sacatepéquez, El Progreso y Zacapa con tan solo uno, respectivamente.

Del total, 11 volcanes guatemaltecos clasifican como activos, de los cuales Santiaguito, Fuego y Pacaya han registrado expulsiones de lava en la última década.

Otro curioso volcán, situado a 26 kilómetros al este de Asunción Mita, es el de Culma, considerado el más pequeño de Guatemala, cuya cumbre se sitúa a mil 27 metros sobre el nivel del mar.

Ese cono de escoria puede divisarlo el viajero desde la Carretera Interamericana al regresar de Mita, tierra fértil en muchas más historias que encajarían dentro de lo ”real maravilloso” definido por el célebre escritor cubano, Alejo Carpentier, (1904-1980).

Fuente: Prensa Latina
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios