Cultura

16
Feb
2016

Una nueva edición del libro “José Martí: Cónsul de la República Oriental del Uruguay”, fue presentado esta mañana en el Centro de Estudios Martianos. La información y los comentarios estuvieron a cargo del Vicepresidente uruguayo Raúl Sendic, el excelentísimo embajador de la República Oriental del Uruguay en Cuba, Ariel Arturo Bergamino Sosa, el Doctor Pedro Pablo Rodríguez, y la licenciada Linet Coms Yumar.

Llena de recuerdos y emociones estuvieron las palabras del Vicepresidente de la República Oriental de Uruguay, Raúl Sendic, quien rememoró su estancia en La Habana en los años 80, sus marchas por la calle 23 “cuando todo el mundo quería ir a defender la soberanía de este continente”, “las circunstancias de las buenas y las malas que nos tocaron vivir junto con ustedes”.

“Quiero decirles –confesó Sendic- que después de todo lo vivido, después de andar colgados de una guagua para ir a la Facultad, desde el lado de afuera, verme ahora llegar aquí en un auto, como vicepresidente, es para mí un honor enorme venir a encontrarme aquí con ustedes, porque somos los mismos compañeros, con distintas responsabilidades pero somos las mismas personas, y debemos una buena parte de nuestra formación a ese período en que vivimos acá, aprendiendo”.

Recordó el texto escrito por el Che “El Socialismo y el hombre en Cuba” donde hablaba de que los clásicos no se ocupaban de nuestros tiempos. “Muchas veces nos encontrábamos sin teoría. A nosotros nos tocó una época de ir construyendo sobre la marcha, no tendremos la visión de José Martí, pero tenemos desafíos de construcción de izquierda, de construcción democrática del continente, que es muy importante. Sobre esas prácticas vamos construyendo nuestra teorías sabiendo que no hay recetas Tenemos el desafío que construir una sociedad cada vez mejor de mayor bienestar libertad, justicia e igualdad. Son desafíos enormes” , dijo.

“Lo importante, afirmó, es que frente a los desafíos que tenemos por delante y a los logros y a las conquistas iremos hacia los nuevos horizontes. Cuba ha tenido avances sustanciales, pero los desafíos que tiene por delante son enormes. Nosotros también. Hemos avanzado en conquistas importantes desde lo económico y lo social. Pero sabemos que el desafío que frente a cada conquista aparecen nuevos desafíos y nuevas necesidades. Pero no le debemos temer a lo que tenemos por delante porque es la historia del hombre”

Se refirió a una de las cartas que su padre, el Tupamaro guerrillero, Raúl Sendic, escribió desde la cárcel. “El viejo hacía la historia de cómo se pobló este continente. En las teorías de los antropólogos la más aceptada es que desde Asia, la Polinesia, el hombre se llegó a desplazar en la búsqueda del lugar de donde salía el sol, cada día se trasladaba y cada día se le corría el horizonte, y cada día el hombre seguía desplazándose hacia el horizonte en la búsqueda del sol. Esa es nuestra naturaleza. Somos hombres de esta humanidad de este continente, parte de él y vamos a seguir cada día buscando el lugar de donde sale el sol”.

Este libro fue presentado en el contexto de la 25 edición de la Feria del Libro de La Habana, dedicada a la República Oriental de Uruguay. El texto compila las cartas de Martí a su amigo uruguayo Enrique Estrázulas, Documentos consulares y Crónicas de Montevideo y abarcan el período martiano que va de 1883 a 1892. La búsqueda y selección de los textos para esta edición fue una labor de José R. Cabañas, Pedro Pablo Rodríguez, y Alfredo Coirolo.

El Doctor Pedro Pablo Rodríguez dijo que gracias a la colaboración de los Ministerios de Relaciones Exteriores de Uruguay y de Cuba en el año 2008 se reprodujo, bajo el mismo título de esta segunda edición, un grupo de documentos relacionados con la labor diplomática martiana en nombre de la República Oriental de Uruguay.

Reconoció la iniciativa y el entusiasmo con que José Ramón Cabañas Rodríguez, entonces al frente de la Dirección de Gestión Documental del Minrex, y hoy embajador en Washington, y Alfredo Coirolo Acevedo, por la cancillería uruguaya, se dieron a la tarea de unir fuerzas para localizar los documentos en Montevideo, ponerlos a nuestra disposición acá en La Habana e impulsar la edición paralela en las dos capitales de este libro.

Aclaró que el contenido del libro está dedicado a informar acerca del desempeño consular martiano en Nueva York y de las posibles razones que condujeron a su nombramiento, y a valorar la importancia de ese destino en la vida y en la obra de Martí.

“Solo quiero enfatizar que el cubano no se limitó al inevitable costado oficinesco que exige la atención de un consulado, sino que además envió elaborados informes de materias económicas solicitados por el gobierno al que representaba y, muy especialmente, brilló por su eficaz ejecutoria como delegado de la Banda Oriental durante la Conferencia Monetaria de las Repúblicas de América, efectuada durante los primeros meses de 1891 en Washington, y en la que Martí se destacó especialmente por impedir las maniobras de Estados Unidos para alcanzar su objetivo de controlar económica y políticamente a los pueblos de Latinoamérica”.

El Doctor Pedro Pablo Rodríguez, concluyó su recuento con las palabras de Martí al presentar su renuncia al cargo de cónsul para centrar su atención en la empresa de la independencia cubana, paso decisivo e ineludible de su magno proyecto liberador de alcance continental y universal. Ellas indican su amor y su elevado sentido del deber por el pueblo de Uruguay.

“… el que cesa de ser cónsul, por imperio del deber, jamás cesará de ser, con gratitud y ternura, el servidor más afectuoso del país.”

No es ocioso recordar que Martí asumió el cargo de Cónsul en sustitución de su amigo, Enrique Estrázulas, quien lo recomendó a su gobierno, entre otras razones, por su pensamiento avanzado, congruente con la política exterior uruguaya de entonces, según coinciden historiadores.

El Apóstol cubano, quien también representó en Nueva York a Argentina y Paraguay, primero fue designado como Cónsul Interino (1884) y luego como Cónsul efectivo (1887-1892).

En 1891, el fundador del Partido Revolucionario Cubano renunció al cargo para consagrarse a la lucha contra España por la Independencia de Cuba, renuncia que ratificó en marzo de 1892.

Presentación de una nueva edición del libro: “José Martí: cónsul de la Republica Oriental de Uruguay”.Foto:Susana Tesoro/ Cubadebate.

El doctor Pedro Pablo Rodríguez, quien trabajó en la compilación y seleccion de los textos que componen esta nueva edición.

Cubadebate

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios