Curiosidades

27
Jul
2016

Cómo si de una maldición bíblica se tratase, parece que las aguas del lago Urmia en Irán se hubieran teñido de sangre. Y es que esta foto, tomada por la Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS), una red de satélites que utiliza la NASA para estudiar los recursos hídricos del planeta, revela que se ha teñido completamente de rojo.

Por supuesto, no se trata de sangre, sino del efecto provocado por la acción combinada de una bacteria llamada Halobacteriaceae, y de una variedad de alga conocida como Dunaliella salina.

El lago Urmia era conocido como el mar Muerto de irán debido a sus grandes dimensiones y al hecho de ser el segundo algo salado más grande del mundo. Pero, este lugar se está muriendo poco a poco. Los investigadores estiman que ha perdido alrededor del 80% de su caudal, y se está convirtiendo en un gigantesco depósito de sal.

Las consecuencias son catastróficas para la población de las áreas cercanas, ya que las tormentas de viento expanden la sal por toda la región, estropeando los cultivos.

QUO

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios