Deportes

20
Abr
2010

Edwin Valero evoca los grandes logros deportivos de los atletas venezolanos

El sueño más ansiado por Valero fue siempre el enfrentar al Filipino Manny Pacquiao, pelea que ya se estaba conversando entre los agentes de los pegadores, su último combate fue contra el mexicano Antonio De Marco, el pasado 6 de febrero, en donde revalidó su faja mundial de peso ligero. Fue su último encuentro en esta categoría, pues, había decidido cambiar de nivel para así buscar la pelea contra “Pac-Man” Pacquiao .

Sus Inicios

El cuadrilátero vio por primera vez al joven Valero a los 12 años de edad, cuando decidió práticar la disciplina del boxeo, En sus inicios mantuvo un registro aficionado de 86 victorias por 6 derrotas, con 57 nocaut de su tutela. Fue campeón amateur venezolano por tres años consecutivos.

Sus Peleas

En números “El Dinamita” Valero, como también era llamado, sumó unas 27 victorias en hilo, en donde la fuerza de su golpe zurdo y la velocidad de sus piernas fueron lo característico en sus peleas, fue una promesa del boxeo en Venezuela, su figura trajo a la memoria del país las grandes glorias en la disciplina del ring y los nocaut , como Antonio Cermeño, Carlos “Morocho” Hernández, Jorge Linares y Engels Pedroza.

En el año 2001 sufrió un grave accidente, en el cual sufre una fractura de cráneo, por  lo que tuvo que ser sometido a una intervención quirúrgica. El 17 de enero de 2002 fue la primera pelea que tuvo con rango profesional luego de la operación.

En 2004 debido a una resonancia magnética en el cerebro de exploración se le descubrieron irregularidades y, por tanto, no se le permitió la pelea que tenía programada en los Estados Unidos.

Un 25 de febrero de 2006 Valero se convierte en el único boxeador con 18 peleas ganadas por la vía del nocaut, en el primer round, esto lo hace merecedor del nuevo récord consecutivo de victorias, superando al norteamericano Young Otto que había alcanzado 15 en el año de 1905.

En la decimonovena pelea de Valero, el 25 de marzo de 2006 contra Genaro Trazancos, termina su racha  consecutiva de victorias en el primer round, ya que el contrincante logra sobrevivir hasta el segundo round, limitando la posibilidad de aumentar el récord.

Valero derrotó a Vicente Mosquera por nocaut en el décimo round el 5 de agosto de 2006. Con esta victoria, El Inca ganó el título WBA superpluma y lo defendió en otras cuatro ocasiones. La última contra Takehiro Shimada en Tokio el 12 de junio de 2008.

El 3 de septiembre de 2008, Valero dejó vacante su título WBA y se trasladó al peso ligero. El 4 de abril de 2009, lucha contra Antonio Pitalua para obtener la vacante del Consejo Mundial de Boxeo (WBC) en el título mundial de peso ligero.

El sábado 6 de febrero, el “Inca”  suma a su lista de victorias la obtenida sobre el mexicano Antonio De Marco, para defender su faja mundial del peso ligero. Fue la conquista número 27, la última en su carrera.

En su momento expresó: “No entiendo cómo ellos no aprovechan, no todo el mundo tiene el chance de pelear por un título”, invitando a sus compatriotas a luchar por los títulos que se confieren en el mundo boxístico.

El escándalo público su mayor contrincante

Como figura pública nunca escapó del escarnio por parte de los medios de comunicación privados. En septiembre de 2009, Edwin Valero fue denunciado luego de que golpeara a su madre y a su hermana, tras una discusión familiar en el sector La Palmita, estado Mérida.

El pasado 25 de marzo de 2010, fue detenido por amenazar al personal médico del Hospital de Mérida, lugar donde fue ingresada su esposa por varios hematomas en el cuerpo y un neumotórax, así como una perforación en el pulmón producto de una costilla rota, luego de que Valero presuntamente le propinara una golpiza.

Aunque la esposa afirmó que las heridas fueron causadas al caer accidentalmente por las escaleras, los doctores pusieron en duda esta versión. Ese día,  Valero ingresó al hospital y amenazó con golpear a los médicos si la noticia se filtraba a los medios de comunicación, fue entonces cuando  fue arrestado. Seis meses antes, el boxeador había sido acusado de maltrato doméstico por su madre y su esposa.

El Inca se presentó en los tribunales y se declaró alcohólico, por lo que fue sentenciado a seis meses de rehabilitación en un hospital psiquiátrico.

Valero perdió el avión que lo llevaría a suelo cubano para su posterior rehabilitación el pasado 09 de abril, luego que le fuera dictada la medida cautelar por la fiscal que solicitó al Tribunal la medida privativa de libertad en su contra.

Sin embargo, esta instancia le otorgó al boxeador medidas cautelares, consistentes en prohibición de acercarse a las víctimas y a sus residencias, presentación periódica ante el referido juzgado, someterse a un proceso de desintoxicación para curarse del consumo de alcohol y drogas y acudir a un centro especializado en tratamiento para las personas implicadas en violencia contra las mujeres.

Su último nocaut

El 17 de abril de 2010 Valero en compañía de su esposa Jennifer Viera de Valero, ingresó a un hotel conocido del estado Carabobo, el cuerpo sin vida de la cónyuge del atleta merideño fue encontrado por las autoridades del Cuerpo de Investigaciones, Penales y Criminalísticas (CICPC) la madrugada del 18 de abril, presentando tres puñaladas en el cuello. Valero fue detenido por la Policía de Carabobo tras haber confesado el crimen.

Kenya Finol, prima de la occisa Jennifer Viera, dijo que el boxeador andino llamó por teléfono a la casa de su pareja, luego del asesinato. “Llamó se notaba drogado y dijo con voz tranquila que a Carolina la habían matado unos sicarios que estaba muerta en un hotel en Valencia porque los estaban persiguiendo”.

La misma versión fue la que afirmó Valero ante la policía de Carabobo. “Yo no la maté, unos sicarios nos estaban persiguiendo y la mataron a ella”, señaló una fuente cercana que estuvo presente adentro de la policía.

En la madrugada del 19 de abril de 2010 a la 1:30 de la mañana apareció muerto en la celda del calabozo de la Policía de Carabobo Edwin “El Inca” Valero, quien utilizó sus propias prendas de vestir para quitarse la vida.

El director del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas, Comisario Wilmer Flores Trossel, indicó que el pugilista venezolano se ahorcó a la una y media de la mañana con su propia ropa y que el cuerpo fue avistado por otro recluso, quien dio aviso a los funcionarios policiales.

Flores señaló que cuando los funcionarios se acercaron a Valero todavía tenía signos vitales, pero no pudieron salvarle.

Un recluso que se encontraba en un área adyacente, escuchaba ruidos en el interior de la celda y le participa a los cuerpos policiales, quienes inmediatamente se acercan y observan el cuerpo del boxeador “Inca” Valero colgado utilizando sus propias prendas de vestir para ahorcarse y como punto fijo la reja de su celda”, explicó Trossel.

Cuerpos Policiales son Investigados

Valero fue detenido por el Cicpc luego de confesar la autoría en el asesinato de su esposa

El jefe de la delegación del cuerpo detectivesco en Carabobo, Rubén Lugo, informó que el Cicpc iniciará una investigación contra

los funcionarios de la Policía de Carabobo para determinar las condiciones en que se encontraba encarcelado el boxeador merideño.

Por su parte el representante de Valero, José Castillo, manifestó que se hallaba profundamente triste por estos hechos, pues estaba muy unido a esta pareja y acusó a las autoridades de este hecho.

Indicó el entrenador que “la situación fue mal manejada por las autoridades, el Inca necesitaba ayuda y más tiempo para su recuperación y desintoxicación para su rehabilitación y no entiendo porque lo dejaron salir del hospital”; además señaló que el mismo solicitó más tiempo de reclusión en tratamiento para el boxeador, y que el propio “Valero sabía que necesitaba esa ayuda y pedía esa ayuda, que estaba dispuesto y quería colaborar”, indicó Castillo.

Federación de Boxeo de Venezuela consternada con el hecho

El presidente de la Federación de Boxeo de Venezuela, Frank López, se pronunció después de la tragedia que involucró al Inca Valero y se mostró “verdaderamente consternado con esta situación”.

“Yo tuve la oportunidad de conversar con él en su última pelea el 19 de diciembre, pensamos que el Inca podía llegar a dar muchísimas satisfacciones al país y al boxeo, pero ya no será así y lamentablemente es una situación que escapa de las manos de todos los que trabajamos en el mundo del boxeo”, señaló López.

López dijo que espera que este hecho no repercuta en los jóvenes boxeadores que están en formación, “nosotros tenemos que dar el ejemplo para los muchachos dentro y fuera del cuadrilátero”.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios