Economía

03
Jul
2014

Un fondo buitre es un fondo de capital de riesgo o fondo de inversión libre que invierte en una deuda pública de una entidad o país que se considera débil o cercana a la quiebra en su economía.

En pocas palabras, se trata de un fondo de inversión que invierte en deuda soberana en países en default (incuplimiento de deuda), adquiriéndola en el mercado secundario a valor de centavos para luego buscar ganancias extraordinarias a través de litigación judicial (busca obtener el valor nominal de deuda en default más intereses), lo refiere así el economista Arturo Trinelli.

Los fondos reciben el nombre de “Buitre”,porque no dirige su capital a ganancias de actividades productivas y menos asumir riesgos para ganar dinero a través de desarrollo económico.

Fondos Buitres y Argentina
Los títulos de deuda argentinos fueron emitidos en 1994, conforme al Fiscal Agency Agreement, acuerdo que prohíbe al emisor de deuda otorgar a futuros acreedores garantías o condiciones más favorables que al resto de los adquirentes de dicho empréstito, lo que se conoce como cláusula pari passu. Tras el default del 2001, el país ofreció en 2005 y 2010 un canje de la deuda argentina a sus acreedores. En ambos canjes se reducían los montos y se diferían los pagos, lo que fue aceptado por el 93% de los tenedores de bonos.

Sobre Argentina los fondos buitre han impuesto 28 embargos desde 2001, y el Estado ha logrado recuperar todos los bienes por la vía legal, derrotando a los fondos buitre en todas las ocasiones.

El fondo Elliott Associates de Paul Singer demandó a la Argentina ante la Corte de Nueva York en 2011. El 7 de diciembre Thomas Griesa falló a favor de los fondos NML Capital, Aurelius Capital, y algunos actores individuales y declaró que Argentina había violado la cláusula de pari passu. La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito confirmó, el 26 de octubre de 2012, las órdenes emitidas por el juez Griesa. Argentina apeló la decisión ante la Corte Suprema de Estados Unidos con el acompañamiento de los gobiernos de Dilma Rousseff y Enrique Peña Nieto, de la American Chamber of Commerce of Argentine y del Premio Nobel en Economía, Joseph Stiglitz.

En junio de 2013, en un escrito denominado “Amicus Curiae” (ante la Cámara de Apelaciones de Nueva York), el gobierno de EE.UU. dijo que la interpretación de Griesa “podría permitir a un solo acreedor frustrar la aplicación de un plan de reestructuración con apoyo internacional, y con ello socavar las décadas de esfuerzos que Estados Unidos ha gastado, para promover un sistema de cooperación y resolución de las crisis de deuda soberana”.

El fondo desde que se negó a ingresar a las ofertas de canje de deuda que realizó Argentina en 2005 y 2010, están buscando condicionar de diversa manera al Gobierno argentino para forzar inhibiciones de posibles créditos o acuerdos comerciales.

En febrero de 2011, la American Task Force (agrupación de acreedores que los representa) suscribieron una carta dirigida a funcionarios norteamericanos, para que estos tomen medidas contra la Argentina.

Una de ellas fue remitida al titular del Departamento de Justicia y al secretario del Tesoro, Timothy Geither, para mejorar lo que, en la lógica buitre, era un “pobre desempeño en el combate contra el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo” que había en el país.

Griesa recientemente ratificó una decisión según la cual Argentina debe pagar unos mil 330 millones de dólares correspondientes a los denominados fondos buitre, los cuales no entraron en la renegociación de la deuda aceptada por el 92,4 por ciento de los acreedores del país del Cono Sur y estableció que Argentina debe pagar primero a los fondos buitre antes de efectuar los depósitos tal y como lo hacían conforme a los términos iniciales. Advirtió que el país incurriría en “desacato” si les paga únicamente a ellos (y no a los buitres).

Argentina considera una extorsión la demanda de esos fondos y señaló que pagarlos en los términos exigidos pudiera provocar que los bonistas que renegociaron (el 92,4 por ciento) inicien demandas por valor de más de 120 mil millones de dólares.

Agencias

Imagen de previsualización de YouTube

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios