Economía

20
May
2014

El índice de desocupación en Argentina descendió a 7,1 por ciento en el primer trimestre de 2014, ocho décimas menos que el indicador del año pasado (7,9 por ciento) en ese mismo lapso de tiempo, según cifras difundidas por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Al respecto, el jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Jorge Capitanich, aseguró que no ha habido destrucción de empleos como aseguran medios opositores y defendió la veracidad de los indicadores del Indec, que son producto de las políticas socialistas de la gestión de Cristina Fernández.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, destacó los “estímulos” y las “políticas activas” que lleva adelante el gobierno nacional para “mantener el sostenimiento e incremento” del nivel del empleo.

“Hacemos un seguimiento pormenorizado de cada actividad, del impacto de la actividad económica en el empleo” y estímulos para “sostener la actividad económica y mantener las perspectivas de sostenimiento e incremento del empleo”, remarcó el funcionario durante su habitual conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

Desde la crisis económica del 2008, indicó, al menos 200 millones de personas han quedado desempleadas en todo el mundo, sin embargo, ese suceso no afectó a América Latina por las políticas aplicadas por los gobiernos.

En 5,5 por ciento se mantuvo la sub-ocupación demandante (personas que trabajan menos de 35 horas semanales, pero quisieran trabajar más). Específicamente en Buenos Aires (capital) y el Conurbano bonaerense se registró un índice de desempleo de 5,9 por ciento y 8,3 respectivamente.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, en declaraciones previas, negó que pueda producirse una ola de despidos e instó al pueblo argentino a sumar esfuerzos contra el empleo infantil. “La ‘ola de despidos’ en Argentina solamente pasa en los titulares de algunos diarios”, añadió.

Telesur
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios