Mundo

10
Ago
2015

Mientras que algunos altos cargos estadounidenses se muestran a favor del bombardeo de Irán para evitar la fabricación de armas nucleares, muchos otros advierten de las catastróficas consecuencias que podría tener esta campaña militar en caso de que llegara a realizarse.

A pesar del acuerdo sobre el programa nuclear iraní alcanzado entre la República Islámica y el Sexteto, algunos críticos, como el diplomático estadounidense John Bolton –que sirvió como representante permanente de EE.UU. en la ONU– siguen convencidos de que la fuerza militar es la única manera de impedir que Irán cree un arma nuclear. No obstante, este enfoque “miope e imprudente sería contraproducente”, escribe ‘The National Interest’.

Un ataque contra Irán “sería desestabilizador y no conseguiría objetivos a largo plazo”, afirma el general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto, en declaraciones recogidas por el citado medio. En el mejor de los casos, un ataque retrasaría el programa nuclear iraní “un par de años” y, en el peor de los casos, provocaría represalias, eliminaría las oportunidades para la inspección y verificación e incitaría a Irán a crear un arma nuclear.

“Con un acuerdo exhaustivo y verificable sobre la mesa, EE.UU. no tiene nada que ganar bombardeando a Irán”, expresa el artículo. Una operación militar liderada por EE.UU. pondría fin a la coalición internacional que presiona a Irán económicamente, y EE.UU. se vería obligado a enfrentarse a Irán sin apoyo internacional.

“Un ataque contra Irán sería el inicio de otra guerra larga y costosa en Oriente Medio”

“Una solución militar no lo va a resolver. Incluso si EE.UU. participa, ralentizaría el programa nuclear de Irán de manera temporal, pero no lo eliminará”, cita el portal a Barack Obama.

En cuanto a un ataque contra Irán por parte de Israel, “sería una alternativa incluso peor”, expresa el artículo. En primer lugar, un ataque contra Irán “sería una catástrofe”, según el exsecretario de Defensa Robert Gates, y podría desestabilizar aún más la región con ataques de represalia.

En segundo lugar, Israel no dispone de los medios para realizar el necesario ataque aéreo extensivo dado que la infraestructura nuclear de Irán se encuentra en unas instalaciones fortalecidas. Al mismo tiempo, la propuesta de algunos políticos de suministrar a Israel las bombas Massive Ordnance Penetrator (MOP) así como bombarderos estratégicos “no es solo insensata sino tácticamente inviable”, escribe ‘The National Interest’.

Sin embargo, incluso si las campañas de bombardeo de EE.UU. e Israel fueran eficaes, se tendrían que repetir cada cierto tiempo para impedir que Irán cree un arma nuclear, al mismo tiempo que surgiría el reto de detectar las instalaciones encubiertas dada la pérdida del acceso de observadores internacionales. “Un ataque contra la infraestructura nuclear de Irán sería el inicio de otra guerra larga y costosa en Oriente Medio”, concluye el portal.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios