Mundo

12
Abr
2016

Escasos miembros del EI tienen experiencia previa en conflictos armados, y muy pocos de ellos conocen la ley islámica. Además, entre sus filas no hay ningún jubilado.

En el Estado Islámico no hay ni un solo jubilado. El prototipo de sus miembros es un combatiente joven, soltero, mal formado y sin experiencia de combate en otros conflictos, según una nueva estadística.

Según el periódico sirio ‘Zaman al Wasl’, que cita datos filtrados, ni un solo musulmán mayor de 60 años ha mostrado su voluntad de unirse a las filas del grupo terrorista.

Además, considerando la cantidad de armas rusas, estadounidenses, kurdas, sirias e iraquíes que apuntan al EI, es poco probable que los yihadistas alcancen la edad de jubilación, escribe el diario danés ‘Berlingske’.

“Ni un solo musulmán mayor de 60 años ha mostrado su voluntad de unirse a las filas del grupo terrorista”

Según los datos del Pentágono, unos 20.000 efectivos del EI murieron en los combates contra la coalición internacional desde septiembre de 2014.

Aunque se deconoce el número total de integrantes del EI, se supone que dispone de entre 25.000 y 100.000 efectivos, oriundos mayormente de Siria, Irak, Europa y otros países árabes.

Solo el 4,5% de ellos conocen la ley islámica, mientras que el 60% de los miembros del EI no tienen estudios más allá de la primaria, informa ‘Zaman al Wasl’.

Lo mismo se puede decir de su experiencia de combate, ya que solo el 12% de los yihadistas que se unieron al EI en 2013 tienen historial de combate en otras zonas de conflicto. Esta es su gran diferencia respecto a los veteranos de Al Qaeda, que habían combatido en las guerras de Afganistán e Irak.

“La mayor parte de los miembros del EI son personas corrientes”, escribe Ethar Abdulhaq, de ‘Zaman al Wasl’.

Un espía libio entrevistado por Buzzfeed contó que la mayor diferencia entre los miembros del EI y los de Al Qaeda es que estos últimos se negaron a hablar al ser detenidos a su regreso a Libia.

El espía describió a los miembros del EI como “selfie-yihadistas”.

“Lloran cuando son capturados. En los 80 eso era imposible”, comentó.

La estadística se basa en la filtración de miles de formularios del órgano fronterizo del EI, que contenían los datos personales de yihadistas que entraron en Siria en 2013.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios