Mundo

12
Mar
2015

El diario estadounidense ‘The Washington Post’ reprochó el lunes el reciente discurso antiraní del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, ante el Congreso de EEUU y reveló cómo el régimen israelí desarrolló en la década de 1960 armas nucleares.

En un artículo basado en la información proporcionada por McGeorge Bundy, asesor de los expresidentes estadounidenses John F. Kennedy (1961-1963) y Lyndon Johnson (1963-1969), el rotativo dijo que cuando Netanyahu cuestionó ante el Congreso si las inspecciones podrían impedir que Irán obtenga la bomba atómica, debía recordar que el propio régimen de Israel construyó en secreto hasta 200 ojivas nucleares.

The Washington Post detalla que cuando el régimen de Tel Aviv empezó la construcción de sus reactores en la central nuclear de Dimona, en el desierto del Néguev (en el sur de los territorios ocupados palestinos), las autoridades israelíes habían dicho a Washington que se trataba de una “fábrica textil” y posteriormente alegaron que era una instalación de investigación metalúrgica.

En diciembre de 1960, explica la fuente, el entonces primer ministro israelí, David Ben-Gurión, anunció que la construcción de un reactor de 24 megavatios en Dimona tardaba cuatro años y dijo que el reactor estaba “destinado exclusivamente para fines pacíficos”.

Sin embargo, “cuando los inspectores estadounidenses visitaron Dimona dijeron que los reactores eran demasiado grandes y descartaron que los mismos se utilizasen para producir electricidad”.

Netanyahu aboga por el desmantelamiento total del programa de energía nuclear de Irán mientras su régimen es el único en Oriente Medio que posee armas nucleares y se niega a adherirse al Tratado de No Proliferación (TNP), además de impedir que se realicen inspecciones a sus instalaciones nucleares.

Fuente: RT
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios