Mundo

23
Feb
2015

El presidente de Sudán, Omar Hasán al Bashir, ha acusado a los servicios de inteligencia de EEUU e Israel de estar detrás de organizaciones terroristas, así como también ha criticado la forma en que se está afrontando el problema en torno al Estado Islámico, refirió RT.
“El grupo Estado Islámico ha surgido de repente, con medios que solo pueden permitirse los Estados. Y nosotros nos preguntamos: ¿De dónde han sacado tales recursos? ¿Quién está detrás de estas organizaciones?”, dijo el mandatario sudanés en una entrevista exclusiva a Euronews.
El presidente insistió en que las acciones del grupo terrorista “son brutales y suponen una ofensa para el islam, distorsionan la imagen del islam”.
“Las ejecuciones de periodistas o de prisioneros, como quemar vivo a un piloto jordano, no tienen nada que ver con los valores del islam”, aseguró Al Bashir.
“Ningún musulmán estaría dispuesto a cometer tales actos, atentados, asesinatos, ya que el islam lo prohíbe”, recalcó.
“Digo que la CIA y el Mosad están detrás de estas organizaciones porque no existe ninguna otra entidad o país que tenga interés en este tipo de grupos”, afirmó el mandatario.
En opinión del presidente sudanés, “la injerencia de EEUU en la región y el apoyo a Israel explican por qué muchos jóvenes se unen a este tipo de organizaciones, grupos que sin duda cuentan con el apoyo de los organismos internacionales que quieren dañar la imagen del islam”.
“El apoyo incondicional de EEUU a Israel y las políticas israelíes contra los palestinos son las principales razones que incitan a los jóvenes a unirse a estas organizaciones”, señaló el presidente, explicando que las agresiones israelíes contra los lugares sagrados, la judaización de Jerusalén, la expulsión de los palestinos de sus casas y finalmente la agresión en Gaza “enfurecen a la juventud musulmana”.
Asimismo, criticó la forma en que este problema está siendo gestionado por la comunidad internacional y explicó su propuesta.
“Nuestra política para luchar contra este tipo de extremismos consiste en erradicar la base de su filosofía, precisamente con sus mismas armas: las ideas. Y hemos demostrado que funciona”, aseguró Al Bashir.
“Una vez identificados esos jóvenes son detenidos y llevados ante eruditos en ciencias islámicas para que dialoguen con ellos. Y es a través de esas terapias como consiguen hacerles abandonar sus ideas radicales”, explicó el mandatario.
Ciudad Caracas

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios