Mundo

10
May
2016

El desplome del precio del crudo solo busca eliminar a la competencia, por lo que el rebote del valor del barril —que también impulsará Riad— generará un caos económico internacional.

Entre 2010 y 2014, el precio del barril de petróleo se ubicó entre los 80 y los 120 dólares, lo que incentivó la inversión a nivel internacional. Desde entonces, el valor del crudo enfrenta un descenso imparable impulsado por Arabia Saudita con el único objetivo de perjudicar a los países y empresas competidoras.

Para eso, publicó el portal La Información, aumentó notablemente su producción —al igual que la OPEP— en más de 850.000 barriles diarios a finales de 2015, con una media de 10,33 millones de barriles por día en noviembre de ese año. Esto fue considerado una declaración de guerra a los productores de Rusia y de EE.UU.

En consecuencia, la sobreproducción provocó que el precio del barril bajara de manera progresiva hasta ubicarse en torno a los 35 dólares. Sin embargo, Arabia Saudita va por más y su objetivo sería llevar el barril a solo 20 dólares, lo que causaría la quiebra de muchas empresas del sector.

Pese a ser el principal factor de la caída de los precios, Arabia Saudita, ahora, se queja de su déficit del 16% del PBI. Ese lamento, asegura el portal, es falso, porque el proceso de destrucción de empresas y corporaciones petroleras causará la eliminación de la competencia y llevará a la ruina a muchos países.

Entonces, llegará el momento en el que Arabia Saudita se encargará de subir el valor del barril, lo que provocará un tsunami económico mundial.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios