Mundo

20
May
2015

Las conclusiones de los peritos designados en la querella aún difieren entre si el fiscal argentino fue asesinado o autoinflingió su muerte.

Este miércoles la fiscal Viviana Fein recibirá el informe final firmado por los 15 peritos forenses que debatieron las posibles causas de la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman, ocurrida el 17 de enero.

Aunque en la unidad forense y la Fiscalía hay un hermetismo total acerca del informe el trabajo de los peritos, se conoció que dos de los expertos encontraron elementos que indican la posibilidad de una muerte autoinflingida; mientras que el resto de los peritos insistieron en que los otros buscan reforzar la hipótesis del homicidio.

De acuerdo con los peritos Osvaldo Raffo y Julio Ravioli, el fiscal Nisman, quien murió la noche del 17 de enero, se disparó un tiro con la pistola calibre 22 que le había llevado su asesor informático de confianza, Diego Lagomarsino, a su departamento.

Los 13 restantes coincidieron con el informe de la autopsia que realizaron los forenses, el cual apunta que Nisman murió alrededor del mediodía del domingo 18 de enero.

Todos sí concordaron con que el cuerpo del fiscal no presentaba rigor de cadavérico, como advirtieron los peritos Raffo y Ravioli y los forenses, pero la constatación de esto enfrentó sus conclusiones, cita la agencia de noticias Télam.

“Que el costado derecho no haya presentado rigidez explicaría por qué el arma cayó de la mano y que haya sido encontrada bajo el cuerpo, pero no significa necesariamente un crimen: se explicaría si, con el cerebro ya destruido por el disparo, tuvo una breve agonía”, explicó a Télam uno de los participantes del debate.

Por otro lado, Fein espera recibir la semana que viene el resultado final de la junta criminalística que evaluó hace semanas el baño donde fue hallado Nisman. Ambos informes deben adjuntar las inspecciones de dispositivos tecnológicos del fiscal para detectar sus últimas llamadas.

La fiscal encargada de la querella quiere saber, por ejemplo, si Lagomarsino se comunicaba con los custodios que velaban por Nisman.

Se sabe que el fiscal llamó sin ser atendido al móvil del destituido jefe de la Secretaría de Inteligencia, Antonio “Jaime” Stiuso, su principal informante en el caso AMIA.

Alberto Nisman murió un día antes de presentar sus argumentos contra la presidenta Cristina Fernández y el canciller Héctor Timmerman por el supuesto encubrimiento de iraníes en el el atentado a la (Asociación Mutual Israelita Argentina) AMIA de 1994, que dejó más de 300 muertos.

Funcionarios del Gobierno y políticos conocedores del atentado a la Mutual Israelita, han desestimado la denuncia de Nisman y afirmado que se basó en argumentos falsos.

El pasado 20 de abril, el fiscal ante la Cámara Federal Casación Penal, Javier de Luca desestimó también la denuncia del fallecido Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández sobre el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA, luego de que desistiera de impulsar la investigación tras dos dictámenes previos en contra.

De Luca calificó que los eventos denunciados por Alberto Nisman “no configuran delito”, tal como aseguraron el juez federal Daniel Rafecas y la Sala I de la Cámara Federal porteña.

“No hubo delito alguno, consumado ni tentado”, determinó De Luca al rechazar el recurso interpuesto por el fiscal ante la Cámara Federal, Germán Moldes.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios