Mundo

16
Mar
2015

El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman, señaló que la mayoría de las víctimas son civiles y niños, y aseguró que la cifra puede ser superior.

A más de 215 mil aumentó la cifra de muertos tras el inicio del conflicto en Siria desde 2011, anunció este domingo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

“Hemos contabilizado 215 mil 518 muertos en cuatro años de guerra, de los cuales 66 mil 109 eran civiles”, afirmó el director del OSDH, Rami Abdel Rahman, citado por la agencia AFP.

Entre los fallecidos, 10 mil 808 eran niños y más de cinco mil personas murieron desde principios de febrero.

Por su parte, 39 mil 227 mercenarios sirios fallecieron en el conflicto y 26 mil 834 miembros de los grupos radicales como el Frente Al Nusra y el autodenominado “Estado Islámico” también perdieron la vida.

Del lado de las fuerzas leales al orden constitucional, la ODSH da cuenta de 46 mil 138 soldados muertos, 30 mil 662 milicianos de las fuerzas de defensa nacional, 674 miembros del Hezbolá chiita libanés y 2 mil 727 milicianos chiitas llegados de otros países.

El OSDH contabilizó otros 3 mil 147 muertos no identificados.

El balance “es seguramente superior a los 215 mil 000 muertos contabilizados, por el gran número de desaparecidos cuya suerte se ignora”, puntualizó Rahman.

En contexto

Siria es víctima desde el 2011 de una ofensiva financiada por Estados Unidos y aliados occidentales como Turquía, Catar, Arabia Saudí y EE.UU., con el objetivo de derrocar el Gobierno legítimo del presidente sirio, Bashar al-Asad.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef por su sigla en inglés), señala que 14 millones de niños se han visto afectados por el conflicto en Siria y parte de Irak desde hace cuatro años.


Fuente: teleSUR
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios