Mundo

25
Feb
2016

La visita del mandatario francés a Argentina transcurrió en una atmósfera de igualdad a todos los niveles, ya que los organizadores hasta cometieron un lapsus con la bandera de ambos países.

Primero los diseñadores de la pancarta de bienvenida al presidente de Francia, François Hollande, colocaron de manera vertical los colores de la bandera nacional argentina, resultando, de hecho, similar al pabellón nacional de Guatemala.

​Segundo, durante la acogida del mandatario francés en el Centro Cultural Kirchner, el edificio fue iluminado con los colores de la bandera nacional de Francia —el rojo, el blanco y el azul—. Los colores sí que fueron bien seleccionados, pero en realidad el orden de los colores del pabellón francés es azul-blanco-rojo.

​Ambos errores explotaron en las redes sociales, generando sentimientos de ironía, indignación, vergüenza o simplemente de buen humor en los usuarios.

Sin embargo, los lapsus en la organización no influyeron en las relaciones entre Francia y Argentina, que anunciaron una nueva senda de cooperación bilateral en varias ramas. Los jefes de Estado firmaron 22 acuerdos bilaterales, entre ellos el de la construcción de dos reactores nucleares a Sudáfrica, de investigación y otro de potencia. El mandatario francés también anunció el programa de créditos para las empresas de Francia que intentan penetrar en el mercado argentino.

sputnik

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios