Mundo

26
Oct
2015

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, dejó en claro que Bolivia busca una relación de respeto mutuo con EE.UU., siempre y cuando no intervenga en los asuntos internos bolivianos.

“Bolivia siempre ha buscado una relación de respeto mutuo con todos los gobiernos del mundo, incluido, por supuesto, Estados Unidos, y con él lo principal (es la) no intervención en los asuntos políticos, esa es la clave”, dijo el viernes el titular boliviano.

Bolivia siempre ha buscado una relación de respeto mutuo con todos los gobiernos del mundo, incluido, por supuesto, Estados Unidos, y con él lo principal (es la) no intervención en los asuntos políticos, esa es la clave”, subrayó el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera.

Linera hizo hincapié en que La Paz no permite ningún tipo de injerencia, tanto directa como indirecta, en los asuntos políticos del país suramericano mediante los esfuerzos y discursos “que no corresponden con nuestros preceptos democráticos”.

El alto funcionario boliviano declaró que cuando Estados Unidos se dé cuenta de que no debe entrometerse en los asuntos internos de Bolivia, tal y como no lo hace La Paz, “las cosas se tornarán perfectas”.

Ante la situación que va hacia una mejora de los vínculos boliviano-estadounidenses, el vicepresidente boliviano les exhortó a los norteamericanos a que “no vengan aquí a molestar”.

Estos comentarios se produjeron a raíz de que Peter Brennan, encargado de negocios de la embajada de EE.UU. en La Paz (capital política de Bolivia), asegurara que Washington busca tener una relación basada en la confianza y “sin insultos, ni ataques” con Bolivia.

En cuanto a una posible reunión entre los presidentes de EE.UU. y Bolivia, Barack Obama y Evo Morales, respectivamente, Brennan manifestó que hasta el momento no hay una agenda en este sentido, pero afirmó que las partes deben seguir trabajando para restablecer las relaciones bilaterales sobre la base del respeto.

Peter Brennan (izqda.), y Evo Morales se reunieron en La Paz en agosto de 2015.

La Paz y Washington carecen de relaciones diplomáticas a nivel de embajadores desde que Morales expulsara en 2008 al entonces embajador de EE.UU. en La Paz, Philip Goldberg, por injerencias en los asuntos internos de Bolivia. Washington respondió con la misma decisión y expulsó al entonces embajador boliviano en Washington, Gustavo Guzmán.

Fue el pasado 1 de octubre cuando el máximo representante de EE.UU. en Bolivia puso de relieve la disposición de su país a continuar los esfuerzos para mejorar las relaciones bilaterales con el país sudamericano.

No obstante, Morales expresó el pasado mes de junio sus dudas sobre la pronta normalización de los lazos La Paz-Washington y recalcó que las “relaciones diplomáticas, deben ser de respeto mutuo, no de imposición, ni capricho”.

Hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios