Mundo

10
Ago
2015

El vicepresidente de Bolivia ha criticado duramente los comentarios del precandidato de EE.UU., Donald Trump, sobre la elaboración de más muros fronterizos con México.

“Es la expresión grotesca de una derecha cavernaria, chabacana, racista y sexista ese es mi punto de vista sobre las declaraciones de este candidato”, ha manifestado este lunes Álvaro García en una conferencia de prensa, celebrada en la ciudad de La Paz, capital política del país sudamericano.

En alusión a los recientes comentarios del republicano estadounidense, quien aconsejó el jueves construir un muro de separación entre la frontera de su país y México y cargar su coste a su vecino sureño, ha sostenido que las palabras de Trump salieron fuera del contexto de EE.UU. y apuntaron a los países latinos del continente.

De este modo, ha rechazado la política y la sociedad “feudalizada” y “amurallada” de EE.UU., que a lo largo de los años se ha dedicado a construir muros en su frontera con México para impedir la entrada de inmigrantes indocumentados.

“En los años 80, una parte del mundo celebró la caída del muro de Berlín (Alemania) y hoy el mundo entero espera la caída de este más ignominioso brutal muro que hay entre EE.UU. y México”, ha expresado el dirigente boliviano.

Asimismo ha arremetido contra el magnate neoyorquino por ir más allá y obligar al Gobierno mexicano a que pague el coste de la construcción del muro a través de la derogación de los acuerdos comerciales que mantiene con Washington.

En reiteradas ocasiones, Trump no ha dudado en criminalizar a esta comunidad, al referirse a los inmigrantes indocumentados mexicanos como violadores sexuales o traficantes de drogas, para así obtener réditos electoralistas.

En fechas recientes, el empresario y millonario de ascendencia europea, puso de manifestó, que si llegaba a ganar las elecciones presidenciales, deportaría a los 11 millones de inmigrantes indocumentados que permanecen en EE.UU., más precisamente a los originarios de México.

Tras estos comentarios, Trump fue tildado de “racista”, “bandido” e “hipócrita”, y en lugar de pedir perdón, echó más leña al fuego, prometiendo que pondría fin a los tratos comerciales con México.

Cabe agregar que el Gobierno estadounidense inició en 1994 la construcción de los muros en su frontera con México, bajo el programa de lucha contra la inmigración ilegal conocido como Operación Guardián. Actualmente existen varios kilómetros de extensión en la frontera Tijuana-San Diego (California).

La medida ha hecho que los inmigrantes intenten cruzar por zonas más peligrosas, como el desierto de Arizona, provocando la muerte más de 10.000 personas.

Hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios