Mundo

27
Feb
2015

Los presidentes de Guatemala, Otto Pérez Molina, Honduras, Juan Orlando Hernández; y El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, se reunieron el jueves en la ciudad de Tela (norte) de Honduras para analizar temas de interés, entre ellos, el destino la ayuda enviada por EE.UU. para frenar el ingreso masivo de drogas y migrantes a esa nación.

Al encuentro asistieron los tres jefes de Estado, que integran el Triángulo Norte de Centroamérica, resaltó el diario Prensa Libre.

El Gobierno de Estados Unidos se comprometió a enviar mil millones de dólares anuales durante los próximos cinco años a los tres países. La primera transferencia se realizará en 2016.

Esta asistencia de EE.UU. de acuerdo con el canciller hondureño, Arturo Corrales, equivale al 20 por ciento de los recursos dispuestos para tratar el tema de la migración y el narcotráfico, “El resto lo pondrá el Norte de Centroamérica con fondos propios, inversiones privadas y préstamos del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo” , dijo.

Mandatarios del Triángulo Norte prevén crear escudos antidrogas que se desplegarán por tierra, mar y aire, así como programas para generación de nuevas fuentes de empleo y el fortalecimiento de las instituciones para mejorar la calidad de vida de unos 20 millones de habitantes de la región.

El encuentro se da a pocos días de que los presidentes tengan pautado un encuentro con el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, en Guatemala el próximo lunes para tratar el envió de la ayuda.

EE.UU. está interesado en regresar a los migrantes de estos tres países a sus hogares, debido a la cantidad de niños que en octubre del año pasado cruzaron la frontera con México sin compañía de personas adultas.

Unos 57 mil menores de edad fueron detenidos por las autoridades migratorias en EE.UU.-la mayoría de ellos ya fue repatriado-, por entrar al país norteamericano de forma ilegal entre octubre de 2013 y mayo de 2014.

El 29 por ciento provenía de Honduras, 23 por ciento de México y 24 por ciento de Guatemala y El Salvador, precisó el diario Prensa Libre.

Este hecho ha ocasionado fuertes críticas a EE.UU. por no agilizar la reforma migratoria prometida por el presidente Barack Obama, y no garantizar los derechos humanos a los migrantes, especialmente a este grupo de menores.

En julio del año pasado, los tres gobernantes centroamericanos se reunieron Obama en Washington (capital estadounidense) para buscar una solución definitiva al problema de la migración y surgió el Plan de la Alianza que entre sus objetivos contemplaba la ayuda de 5 mil millones de dólares en total, solicitada por el Triángulo.

TeleSur

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios