Mundo

14
Ene
2015

La edición especial tras el atentado contra el semanario Charlie Hebdo se agotó este miércoles en Francia desde primera hora de la mañana conforme llegaba a los quioscos, en algunos de los cuales se formaron colas de personas que querían tener la publicación satírica.

En París, la mayor parte de los quioscos del centro de la ciudad se habían quedado sin ejemplares bastante antes de las 08:00 y dos vendedores contaron que en pocos minutos se habían quedado sin ningún periódico.

En las estaciones, como en la del Este, se formaron colas de varias decenas de personas delante de los puntos de venta de prensa, que se disolvían conforme se anunciaba el fin de los números de la revista.

Varios quiosqueros señalaron que no habían querido reservar para los clientes que se lo habían pedido porque cuentan con que recibirán nuevos aprovisionamientos en las próximas horas o en los próximos días.

Charlie Hebdo había indicado que el número especial tras el atentado mortal del miércoles de la semana pasada tendría una tirada de un millón de ejemplares, aunque luego elevó la cifra a tres millones ante las muestras de interés llegadas de todo el mundo.

En Francia, la salida a los quioscos se va a escalonar durante varios días. La portada de este número excepcional, en la que se puede ver a Mahoma con un cartel en el que dice “Soy Charlie” y el titular “Está todo perdonado”, ha vuelto a suscitar polémica en el mundo musulmán.

ANDES

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios