Mundo

09
Sep
2015

Un nuevo análisis comparativo realizado por Jacob Heim, analista de la Corporación RAND, arroja luz sobre la amenaza que representan para las bases aéreas de EE.UU. los misiles balísticos de Teherán y de Pekín.

Un estudio realizado por Jacob Heim, analista de la Corporación RAND y publicado por Air & Space Power Journal, ofrece una perspectiva comparativa del riesgo que sufren las bases aéreas estadounidenses ante los misiles balísticos chinos e iraníes.

En su análisis Heim concluye que la mayor amenaza para el poder aéreo estadounidense es China antes que Irán. “La precisión de los misiles balísticos de Irán no es la adecuada para amenazar las bases de operaciones aéreas de EE.UU.”, informa ‘The Diplomat’.

Más allá de que Irán posea más de 1.000 misiles balísticos en su inventario y disponga de la mayor fuerza de misiles balísticos en Oriente Medio, el arsenal de Teherán consiste en su mayoría de tecnología obsoleta que no podría amenazar de forma significativa operaciones de EE.UU. más allá de un radio de 500 kilómetros, asegura.

Como consecuencia de ello, sugiere que “los escasos fondos para fortalecer las bases aéreas de EE.UU. se asignarán primero al Pacífico occidental, donde la creciente fuerza de los TBM (misil balístico de teatro de operaciones) de China generan una mayor preocupación”, concluye. Estos misiles tienen un alcance de entre 300 kilómetros y 3.500 kilómetros.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios