Mundo

23
Jul
2015

Los humanos podrían alcanzar la inmortalidad con el uso de biotecnologías. Pero solo los más ricos podrán permitirse este ‘lujo’, afirman científicos.

Trasplantar la conciencia de un individuo a otro cuerpo, igual que en el argumento de la recién estrenada película ‘Self/less’ puede ser una realidad, aseguran científicos estadounidenses citados por ‘Daily Mail’. Es el camino a la inmortalidad. Pero tal vez solo se la puedan permitir los ricos.

“Me gustaría ver la inmortalidad biológica”, expresa el investigador de la Universidad de Arizona Wolfgang Fink, que subraya que aquella puede lograrse si se pone fin a la muerte celular o se prolonga la longevidad de las mismas.

Según Michael Bonaguidi, investigador de la Universidad del Sur de California, primero deben ocurrir una serie de avances científicos pequeños.

“Lo que debe ocurrir es un avance pequeño, después otro avance pequeño, otro más y después, de pronto, se dará un gran salto adelante”, comenta el científico a ‘Daily Mail’.

“Estamos tratando de dar algunos de estos pasos pequeños para frenar el envejecimiento”, asevera.

Con todo, Bonaguidi advirtió de que el uso de tecnologías para crear humanos inmortales podría crear una división en la sociedad.

“En general, las tecnologías en sus comienzos son accesibles solo para aquellos que tienen dinero. Con el paso de tiempo, se hacen más rentables y asequibles”, explica el investigador.

Yuval Noah Harari, profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén, predijo en mayo pasado que en el futuro los ricos tendrán la posibilidad de vivir para siempre mientras que los pobres se extinguirán.

Según él, “en los próximos 200 años el ‘Homo sapiens’ se actualizará hasta convertirse en algo similar a un ser divino, ya sea a través de la manipulación biológica, la ingeniería genética o la creación de cíborgs con una parte orgánica y otra no orgánica”.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios