Mundo

03
Feb
2015

La denominada Operación Colombo le costó condenas esta semana a 78 exagentes de la dictadura de Augusto Pinochet, mientras otros dos fueron sancionados por el asesinato de dos estadounidenses en Chile.

En la tenebrosa historia de la tristemente célebre Dirección Nacional de Inteligencia (DINA) de Pinochet (1973-1990), el juez chileno Hernán Crisosto dictó penas de prisión a los exagentes por el secuestro calificado de Miguel Acuña.

Acuña, detenido y desaparecido en 1974, es considerado una de las víctimas de la Operación Colombo, un montaje de la dictadura para encubrir sus desapariciones, que contó con la colaboración de sus pares militares de Argentina y Brasil.

Entre los condenados aparece el exgeneral Manuel Contreras, antiguo jefe de la DINA, quien purga 467 años de prisión. Ahora recibió otros 13 años, al igual que César Manríquez, Pedro Espinoza, Marcelo Moren, Miguel Krassnoff y Raúl Iturriaga.

Krassnoff y Moren acumulan 300 años de cárcel cada uno.

También Contreras obtuvo 13 años adicionales el pasado 8 de enero por la muerte de Bernardo de Castro, militante del Partido Socialista de Chile.

El juez especial emitió penas de 10 y cuatro años para el resto de los involucrados en el expediente de Acuña, quien era militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y fue detenido por agentes de Pinochet.

“Durante la estadía de Miguel Acuña en el cuartel de Londres 38, permaneció sin contacto con el exterior, vendado y amarrado, siendo continuamente sometido a interrogatorios bajo tortura por agentes de la Dina (…)”, apuntó el juez Crisosto.

Mediante la Operación Colombo, en julio de 1975 apareció un listado de 119 chilenos fallecidos en supuestos enfrentamientos con fuerzas de seguridad o por rencillas entre ellos mismos, identificados como facciones internas del MIR.

“Las publicaciones (Lea y O Novo Día) que dieron por muerto a Acuña tuvieron su origen en maniobras de desinformación efectuada por agentes de la DINA en el exterior”, se detalló en el proceso penal.

En otro juicio aparte, dos exagentes de Pinochet fueron condenados en Chile por los asesinatos del periodista estadounidense Charles Horman y su compatriota Frank Teruggi, en septiembre de 1973.

El expediente de Horman y Teruggi inspiró la célebre película “Missing”, de Costa Gavras, y con las inolvidables actuaciones de Jack Lemmon y Sissy Spacek. El periodista estaba investigando los vínculos entre la CIA y los militares chilenos.

Jorge Zepeda, juez encargado del caso, sentenció a siete años de cárcel al exbrigadier del Ejército Pedro Espinoza, por su responsabilidad como autor de ambos homicidios.

Asimismo, condenó a dos años de prisión al funcionario civil retirado de la Fuerza Aérea Rafael González, de acuerdo con fuentes de la justicia chilena, detalló Prensa Latina.

Espinoza está recluido en el Penal especial para militares de Punta Peuco, en las afueras de Santiago, cumpliendo otras sentencias por violación a los derechos humanos.

De acuerdo con estadísticas oficiales, la dictadura pinochetista dejó un saldo de más de tres mil 200 asesinatos, unos mil 300 desaparecidos y alrededor de 33 mil personas torturadas.

ANDINA

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios