Mundo

20
Jun
2014

La Cámara de Representantes decidió vetar la tramitación del proyecto de ley enfocado a una alianza militar entre Colombia y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), precisaron anoche(jueves) fuentes de esa instancia legislativa.

El acuerdo fue adoptado durante el último período de sesiones de la actual fase legislativa, que cierra el primer mandato del presidente Juan Manuel Santos, y no volverá a sesionar hasta después de la instalación del nuevo congreso el 20 de julio.

Los parlamentarios no descartaron que, al tratarse de una iniciativa del Gobierno, sea presentada nuevamente a partir de esa fecha, cuando variará la composición del Congreso, tras los comicios legislativos del pasado 9 de marzo.

Entre los opositores del proyecto de ley figuraron el representante a la Cámara y senador (electo) por el Polo Democrático, Iván Cepeda, quien adujo que no se puede permitir el trámite de un proyecto de esa naturaleza, ya que no pueden establecerse acuerdos para la guerra cuando en Colombia se está hablando de paz.

“Es muy incoherente, dijo, hablar de paz y tomarla como bandera de una campaña e integrarse, a la par, al tratado militar más poderoso del planeta. Si Colombia quiere caminar hacia la paz no tendría que hacer un tratado como ese“, subrayó Cepeda.

A juicio de Cepeda, los argumentos del Gobierno no son nada claros. Dicen que se trata de un acuerdo de intercambio de información, señaló, pero para nosotros significa aliarse con países de la OTAN y no queda claro qué tipo de información entregaría Colombia.

No se sabe si el país participaría en operaciones de la OTAN, arguyó, o si ese organismo tendría potestad para intervenir en Colombia.

El tema se sometió a discusión, y el resultado ha sido denegar la iniciativa. “Estaremos atentos y alertaremos a los sectores del país que desean la paz”, prometió.

El proyecto fue puesto a consideración del Congreso en septiembre de 2013 por el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, a raíz de un acuerdo suscrito en junio de ese mismo año.

De acuerdo con el titular, la iniciativa buscaba desarrollar un amplio marco de actividades que contribuyeran al fortalecimiento de las capacidades de las Fuerzas Armadas y elevar sus estándares profesionales y operacionales en áreas como misiones humanitarias, de paz, derechos humanos y justicia militar.

Según Pinzón, el proyecto -que recibió fuertes críticas de varios sectores sociales y políticos en el país, así como en otras naciones latinoamericanas- se firmó porque Colombia había puesto en marcha “una estrategia de cooperación internacional en los ámbitos bilateral y multilateral”.

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios