Mundo

03
Ago
2015

Los 193 miembros de la ONU acordaron el domingo una ambiciosa agenda global que detalla 17 nuevos objetivos de desarrollo sostenible que pretenden, para 2030, erradicar la pobreza extrema, fomentar la prosperidad y el bienestar social, y proteger el medio ambiente, allanando así el camino para el éxito de la cumbre de septiembre de esta organización mundial.

Se espera que este plan preliminar, conocido como “Transformar nuestro mundo: Agenda de 2030 para el Desarrollo Sostenible”, se apruebe oficialmente en la citada cumbre del organismo en su sede de Nueva York, en la que participarán más de 150 líderes mundiales.

El acuerdo alcanzado el fin de semana llega tras un proceso de negociación que se ha dilatado más de dos años y ha implicado tanto a países desarrollados como en vías de desarrollo, representando de este modo la aspiración mundial a un desarrollo común en base a la cooperación de beneficio recíproco.

Los participantes en las conversaciones fueron todos ellos países miembros de la ONU con diferentes condiciones nacionales y distintas metas de desarrollo por lo que, obviamente, veían la misma agenda desde perspectivas diferentes.

China ha asistido a las negociaciones de una forma constructiva y ha desempeñado un papel crucial a la hora de limar las divergencias y promover la unidad entre las naciones participantes, desplegando una base sólida para el costoso acuerdo.

Además, el consenso evidencia los esfuerzos conjuntos de la comunidad internacional para subrayar la importancia de proteger el medio ambiente a la vez que se promueve el progreso económico y social.

El nuevo acuerdo también construye sobre el éxito de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), un conjunto de ocho objetivos contra la pobreza a alcanzar antes del final de este año, los cuales han ayudado a más de 700 millones de personas en todo el mundo a salir de la pobreza en los últimos 15 años. Los ODM se refieren a una serie de temas como el hambre, la enfermedad, la desigualdad de género, el acceso al agua y la sanidad.

Al mismo tiempo, las lecciones aprendidas de la implementación de los ODM son muy útiles, ya que la ONU ha estado liderando a la comunidad internacional para obtener el documento de consenso.

Este año es el Año del Desarrollo, y también marca el 70º aniversario de la fundación de la ONU. Por ello, los pueblos del mundo cuentan con un buen motivo para tener grandes expectativas sobre la cumbre de septiembre, que se espera produzca un plan para el desarrollo internacional de los próximos 15 años.

Hoy el mundo está lejos de estar tranquilo. Las turbulencias regionales y los conflictos aparecen de vez en cuando, la recuperación económica global sigue siendo una tarea difícil, y continúan emergiendo nuevos retos.

Afortunadamente, la comunidad internacional ha reconocido la importancia de rechazar el conflicto, el atraso y la confrontación, a favor de la paz, el desarrollo y la cooperación.

En este sentido, se espera que el nuevo acuerdo ayude a renovar el compromiso global con el desarrollo, produzca resultados tangibles y ambiciosos, y contribuya a forjar una asociación orientada al futuro durante la próxima cumbre de la ONU.

Xinhua

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios