Mundo

01
Jul
2010

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli Berrocal, nombró como cónsul en Guadalajara, México, en septiembre del año anterior, a un ciudadano que estuvo preso en el penal de máxima seguridad de Puente Grande y sobre quien existe una orden de reaprehensión por violencia intrafamiliar, agresiones físicas y amenazas de muerte, informaron fuentes judiciales mexicanas.

El personaje es el español, nacionalizado panameño, Manuel Muradás Fraiz, hermano de Aurora Muradás Fraiz, quien mantiene una relación de amistad con el presidente, según fuentes periodísticas panameñas.

El pasado 16 de diciembre, después de que hizo público el nombramiento del magistrado José Almengor, el diario panameño La Estrella publicó declaraciones del abogado constitucionalista, Miguel Antonio Bernal, en las que dijo que “este es un día triste”.

Dijo que Almengor, además de ser allegado al mandatario istmeño, es “una persona que jamás se ha caracterizado por creer en las libertades” y se apesadumbró por lo que significa haber seleccionado a un “pinchador de teléfonos” para ocupar tan alto cargo en el Órgano Judicial.

Entre los comentarios a esa noticia, una ciudadana que se identificó como Paulina Orendain, entre las opiniones que se recogieron en el mismo diario dijo: “Qué les sorprende: Que Aurora Muradás controla al país, basta que se fijen qué puesto le dio el presidente a su hermano, que aclaremos tiene antecedentes penales y ningún estudio como para ser cónsul de Panamá”.

De acuerdo con analistas panameños este episodio es una muestra de la forma como el presidente Martinelli Berrocal estaría encubriendo a sus amigos y socios.

Muradás Fraiz es originario de Pontevedra en Galicia, región que fue visitada, según fuentes de todo crédito, por el presidente Martinelli Berrocal, antes de asumir en julio pasado la primera magistratura.

El cónsul en Guadalajara aparecía hasta finales de este mes en la planilla del Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá como el funcionario 776, con nombramiento permanente, y un salario mensual de 500 dólares.

El caso de Muradás Fraiz, se remonta a octubre del 2001 cuando ingresó a México en calidad de visitante no inmigrante. Pese a que su estado migratorio no le permitía trabajar, laboró como supervisor del Motel Doral, operado por la empresa Consorcio Tlajomulco S.A. de C.V.

Poco después se casó con la española, Magdalena González Fernández, a quien, según consta en actas judiciales, agredía constantemente en forma física y sicológica. González Fernández, ante los hechos, interpuso una denuncia por violencia intrafamiliar contra Muradás Fraiz, que se encuentra en la etapa de revisión para dictar sentencia.

Según el expediente 253/06-B, de la Procuraduría de Justicia del Estado de Jalisco, dentro de la averiguación previa 5839/06, se dictó auto de formal prisión contra Muradás Fraiz por habérsele acreditado el delito de lesiones calificadas, luego de agredir a su suegro José González Vásquez, a quien le habría dejado ciego, después de propinarle una golpiza y advertirle que “la próxima vez lo iba a matar”.

Por esos hechos, el actual cónsul de Panamá en Guadalajara, fue sentenciado a nueve meses de prisión y al pago de daños, condena que fue dictada el 24 de enero del 2008, confirmada en el 2009, y cuya orden de reaprehensión salió el 29 de enero del 2010, según consta en los registros judiciales mexicanos.

Existe constancia de que el 5 de octubre del 2005, Muradás Fraiz fue encarcelado en el Reclusorio de Puente Grande, el mismo en el que está preso desde febrero pasado Ramón Martinelli Corro, primo del presidente Martinelli Berrocal, por el delito de lavado de dinero para el cartel mexicano de los hermanos Beltrán Leyva.

En esa ocasión Muradás Fraiz fue condenado por el delito de daños a terceros, pero salió libre bajo fianza, aunque quedó fichado por la justicia, y para burlarla se cambio el nombre por Manuel Fraiz para evitar ser rastreado por el Instituto Mexicano de Migración.

Eso le habría permitido entrar y salir del país mientras enfrentaba procesos judiciales, a la vez que alargaba los juicios mediante amparos en los tribunales.

Pero por la presión que ejerció la esposa González Fernández, sus familiares, y el consulado de España en Guadalajara, la Procuraduría de Justicia del Estado intentó efectuar la orden de reaprehensión el pasado 16 de febrero, pero para sorpresa de los agentes judiciales, Muradás Fraiz contaba con credenciales que lo acreditaban con “inmunidad diplomática”, por lo que sus delitos todavía están impunes, según dijeron los abogados de las víctimas.

Ese 16 de febrero Muradás Fraiz fue detenido temporalmente, lo que registró una movilización diplomática particular. Personal de Protocolo de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México llegó hasta Guadalajara para hacer valer la inmunidad de un cónsul que tiene pendiente cuentas con la justicia.

Los abogados de las víctimas expresaron sospechas sobre la acreditación consular que le concedió el Gobierno de México a Muradás Fraiz, pues no se tomó en cuenta el expediente en poder del Instituto Mexicano de Migración ni las causas que le sigue la Procuraduría de Justicia del Estado de Jalisco.

Fuentes diplomáticas comentaron que dudan de la complicidad del gobierno del presidente Felipe Calderón Hinojosa en este caso, puesto que es sabido en privado que no existen buenas relaciones con Martinelli Berrocal.

Por otro lado, los abogados revelaron que por motivo de las denuncias contra Muradás Fraiz, la familia González Fernández ha recibido constantes amenazas de muerte por parte del cónsul panameño, lo que los ha obligado a pedir proyección a la policía de Guadalajara.

Fuente: Elpais.cr
 

Comentarios

02:08
Renato madrigal dijo:

Este hombre quedaba en una casa en la colonia Casa Grande en Zapopan, arrogante como el solo, grocero y pedante. Todo lo quiere arreglar con dinero. Es mi vecino y si sale de la carcel como me dicen que lo hara, seguramente regresara a mi barrio. La mujer con la vive, es mi vecina. Yo he escuchado que dice que no le importa ni su hijo, solo quiere quitarle la casa a Magdalena.

11:27
anonimo dijo:

disculpe usted donde queda esa colonia CASA GRANDE EN ZAPOPAN, por donde???

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios