Mundo

12
May
2010

La comunidad internacional acordó el pasado 30 de marzo, donar 10 mil millones de dólares, durante tres meses para reconstruir a Haití, tras el demoledor sismo

Después de cuatro meses desde el 12 de enero, cuando Haití sufrió un devastador terremoto de magnitud 7,3 que dejó unos 222 mil fallecidos y más de un millón de damnificados, la ayuda monetaria ofrecida por la comunidad internacional parece estar muy lejos.

Pese a que desde la Organización de Naciones Unidas (ONU) se acordó crear un fondo de ayuda para la reconstrucción del país caribeño, muchos Gobiernos todavía debaten, desde sus cámaras, cómo y cuándo se entregará la ayuda.

La comunidad internacional acordó el pasado 30 de marzo, donar 10 mil millones de dólares, durante tres meses para reconstruir a Haití, tras el demoledor sismo. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, informó que la cantidad “superó todas las expectativas”.

Venezuela, anunció que su ayuda será de dos mil 420 millones de dólares. Esta cifra incluye, además de la exoneración de la deuda que Haití tenía con el país suramericano, la venta de combustibles incluida en el acuerdo de Petrocaribe.

Pese a la ayuda que han brindado los países que integran la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA), la falta de alimentos, es sólo un mínimo reflejo de la pobreza y del abandono que vive el pueblo haitiano. A esto se le suma el problema de un techo donde reposar y resguardarse del clima.

El devastador terremoto dejó sin hogar a más de un millón 300 mil personas, de las nueve millones que habitan Haití. Actualmente, una enorme cantidad de personas viven en tiendas de campaña provistas por la colaboración internacional.

En la localidad de Leoganne la situación parece ser un poco más alentadora. En esta ciudad, vecina de la capital, Puerto Príncipe, se construyeron unas 400 edificaciones luego del terremoto, una cifra bastante baja si se toma en cuenta el total de damnificados.

Fuente: Tele SUR
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios