Mundo

26
Feb
2015

Los desalojos y la represión aumentaron en 2014 en los territorios garífunas, así como el tráfico de infantes y adultos en complicidad con las autoridades, denunció hoy la Organización Fraternal Negra Hondureña (Ofraneh). (PLRadio)

La agrupación civil recuerda el cierre de varias aulas en las comunidades de la caribeña Bahía de Tela, en abril del año pasado, y relaciona esto con la migración masiva de niños y adultos en buses repletos que supuestamente iban de excursión a la frontera de Guatemala y terminaban en los límites de Estados Unidos y México.

Ofraneh asegura que la oficina departamental de Migración de La Ceiba, en el norte hondureño, expedía los pasaportes a los menores de edad y al coyote encargado de entregar la supuesta mercancía -niñas y niños- a los agentes migratorios de Estados Unidos.

Recuerda, además, que el radioperiódico garífuna señaló en diciembre de 2013 que las madres hondureñas, acompañadas de sus hijos u otros infantes, no eran detenidas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) en la frontera mexicana.

Más bien, a estas mujeres automáticamente se les iniciaba un proceso de legalización para que pudieran adentrarse sin problemas en suelo norteamericano, puntualiza Ofraneh.

Opina que esta “cruzada de los niños” derivó de la distorsión y explotación por el crimen organizado de la Deferred Action for Childhood Arrivals (Ley Daca), creada por Barack Obama para otorgar la residencia a los dreamers o jóvenes que llegaron pequeños, cursaron estudios o cumplieron el servicio militar en Estados Unidos.

Ofraneh compara el éxodo de casi 90 mil infantes centroamericanos el año pasado con un capítulo de la historia medieval poco conocido, en el cual miles de infantes de toda Europa acudieron a la costa mediterránea para de allí llegar a “tierra santa” y lejos de cumplir ese sueño, fueron vendidos como esclavos por traficantes.
Prensa Latina

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios