Mundo

30
Nov
2015

El exdirector de la CIA Michael Morell ha afirmado que la coalición contra el Estado Islámico encabezada por EE.UU. no había bombardeado antes los pozos de petróleo controlados por el grupo terrorista en parte debido a las preocupaciones medioambientales.

“No estábamos detrás de los pozos de petróleo, en realidad no golpeamos los pozos de petróleo que controla el Estado Islámico porque no queríamos hacer daño al medioambiente y no queríamos destruir esa infraestructura”, dijo Morell el 25 de noviembre citado por el periódico ‘The Washington Times’.

Varios días antes, poco antes de los atentados de País, había afirmado: “No queremos destruir estas petroleras porque es la infraestructura que va a ser necesaria para apoyar a las personas cuando el Estado Islámico ya no exista”, añadió el exdirector de la inteligencia estadounidense.

Cabe señalar que los aviones de combate de EE.UU. comenzaron a dirigir sus ataques a la infraestructura petrolera del Estado Islámico solo unas semanas antes de los sangrientos atentados de París. Algunos analistas políticos opinan que el Ejército estadounidense no puso su atención en este blanco realmente importante hasta pasado un año del inicio de su operación en la región porque el Gobierno de Obama encontró un error de cálculo colosal en su estrategia militar en Siria al subestimar los ingresos petroleros del grupo.

Duro golpe de la aviación rusa a la infraestructura petrolera del EI

Desde el principio del operativo antiterrorista ruso en Siria, han sido eliminados centenares de camiones cisterna de transporte de petróleo y otros hidrocarburos utilizados por los terroristas del EI. Los golpes contra una de las principales fuentes de financiación del terrorismo corren a cargo de los cazabombarderos rusos Su-34 que operan en Siria.

La semana pasada el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, había afirmado que los ataques aéreos rusos en los territorios sirios han provocado que los terroristas pierdan 60 toneladas de petróleo y 1,5 millones de dólares al día.

Los ataques rusos contra camiones e instalaciones petrolíferas en el marco del operativo antiterrorista en Siria representan un desafío importante para el sistema de procesamiento y venta de petróleo por el EI. Gracias a los ataques de las fuerzas aeroespaciales rusas contra las posiciones del EI en Siria, se han reducido significativamente sus posibilidades de exportación ilegal de crudo, afirmó esta semana el jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Rusia, Valeri Guerásimov.

El imperio petrolífero del EI

El Estado Islámico se había metido en el negocio del petróleo mucho antes de que captara la atención del mundo con sus bárbaros videos de decapitaciones en el verano del 2014. Lo primero que hizo el grupo fue tomar el control de los pasos fronterizos sirios para beneficiarse del contrabando de petróleo, algo que le permitió manejar una red que ha estado operando durante décadas.

En la provincia siria de Deir ez Zor el grupo yihadista produce una media entre 34.000 y 40.000 barriles al día, según ‘Financial Times’. En general, según los expertos, el EI obtiene 1,53 millones de dólares diarios por la venta de crudo.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios