Mundo | Política

09
Nov
2014

El diario paraguayo ABC Color dedicó hoy buena parte de su edición a una denuncia del apoyo político y policial recibido por las mafias del narcotráfico en el norteño departamento de Canindeyú.

El periódico mencionó en sus informaciones nombres y responsabilidades y adjudica a esos vínculos el pobre avance en el castigo a los responsables del asesinato hace tres semanas del periodista Pablo Medina, fuerte crítico allí del crimen organizado y de su asistente Antonia Almada.

De acuerdo con ABC Color el intendente del distrito de Ypehjú, Vilmar Acosta, cabeza visible del más poderoso grupo de la mafia local, pudo abrirse paso en su carrera política gracias al apoyo de la diputada Cristina Villalba, el gobernador del departamento, Alfonso Noria, y hasta ministros de Justicia.

Acosta estaba a cargo de la estructura de producción, procesamiento y exportación de enormes cantidades de marihuana hacia el vecino Brasil, tenía fuertes relaciones con los grupos de narcotraficantes de ese país y sus sicarios se encargaban de eliminar a quienes estorbaban al negocio.

A Acosta y su grupo, agregó el diario, se le adjudica la materialización de otros dos asesinatos antes de la eliminación de Medina y Almada, uno de ellos el del exintendente del propio distrito de Ypehjú, Julián Núñez, también del gobernante Partido Colorado como él, pero su adversario político.

Núñez había facilitado datos a la Secretaría Nacional Antidrogas para la ocupación de un cargamento de marihuana de la facción de Acosta y proporcionaba datos para sus denuncias al periodista Medina, por lo cual fue ejecutado el 1 de agosto por un hermano y un sobrino de Acosta.

El 4 de octubre Víctor Franco recibió 17 balazos de los sicarios de Acosta tras denunciar a la policía la existencia de otro cargamento de la droga y pasarle datos igualmente a Pablo Medina para sus denuncias.

El periódico agregó que agentes de la Secretaría Nacional se encuentran en la mira de la fiscalía porque conocían con precisión las actividades del narcotraficante, pero nunca desarrollaron ofensivas decisivas contra su estructura criminal.

El ministro de la Secretaría, Luis Rojas, confesó que ellos sabían de las actividades ilícitas del intendente de Ypejhú y reconoció que Pablo Medina siempre investigó y averiguó datos relacionados a los jefe del hampa, resaltó ABC Color.

Prensa Latina

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios