Mundo

08
Feb
2016

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jacob Lew, resalta la “buena fe” del Gobierno de Argentina para poner fin a su litigio con los fondos buitre mediante una oferta de pago

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jacob Lew, resalta la “buena fe” del Gobierno de Argentina para poner fin a su litigio con los fondos buitre mediante una oferta de pago.

“El secretario Lew saludó los esfuerzos de buena fe de Argentina para resolver esta larga disputa”, señaló el Departamento del Tesoro en un comunicado, divulgado el domingo.

La nota hizo mención a una conversación telefónica entre Lew y el ministro argentino de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, sobre el reciente acuerdo de oferta en las negociaciones que finalizaron el viernes en Nueva York, dirigidas por el secretario de Finanzas Luis Caputo, en las oficinas del mediador designado por el juez Thomas Griesa, Daniel Pollack.

En esa cita, Caputo se reunió con los acreedores y, luego de varios días de discusiones, iniciadas el lunes, la parte argentina ofreció pagarles 6500 millones de dólares en lugar de los 9000 de la deuda total, es decir una quita de un 25 %. Cuatro de los seis grandes bonistas rechazaron la oferta. Sin embargo, un grupo la aceptó.

De ahí que en ese contacto, el secretario del Tesoro manifestase su “esperanza” de que “todos los acreedores sean capaces de resolver sus diferencias y alcanzar acuerdos de principio con Argentina” que lleva luchando contra las exigencias de los “holdouts”.

En las negociaciones también participaron, por separado, otros querellantes tenedores de bonos impagos llamados “me too” (a mí también), que se sumaron al litigio a partir de mediados de 2014.

Los denominados fondos “buitre” NML Capital y Aurelius, que aún no aceptaron la oferta, obtuvieron en 2012 una sentencia del juez federal de Nueva York, Thomas Griesa, por títulos en default desde 2001 por un monto que asciende a 1750 millones de dólares al día de hoy.

Ahora, el Gobierno de Mauricio Macri deberá conseguir los votos suficientes en el Congreso para que la oferta que ha generado la satisfacción de EE.UU. sea aprobada por el Congreso argentino. El kirchnerismo votará en contra. De hecho, el diputado Axel Kicillof, exministro del Gobierno de Cristina Fernández, esta semana ha enviado varios tuits en los que llama al acuerdo como una “propuesta vendepatria”.

Argentina mantiene un litigio con fondos especulativos (buitre) que exigen a Buenos Aires aceptar la sentencia de un tribunal federal de Nueva York (noreste), según la cual debería pagar 1330 millones de dólares por bonos de deuda en default adquiridos desde 2002.

Las posturas del nuevo Ejecutivo argentino que complacen al conservadurismo internacional, como al Fondo Monetario Internacional (FMI), contrastan con lo que ocurre en el país que desde diciembre, cuando Macri asumió el poder, vive un clima de descontento social marcado por manifestaciones y marchas, en muchos casos por empleados que han perdido sus puestos de trabajo.

Hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios