Mundo

04
Mar
2016

El ganador argentino del premio Nobel de la Paz en 1980 critica el próximo viaje a Argentina del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por coincidir con el 40º aniversario de un golpe de Estado.

“Es importante que sepas que no vienes a Argentina en cualquier momento. En 1976, mientras tú tenías tan sólo 14 años y tu país festejaba dos siglos de su independencia, nosotros comenzábamos el período más trágico de nuestra historia”, dijo el jueves Adolfo Pérez Esquivel a través de su página web en una carta abierta dirigida a Obama.

Obama será bienvenido en Argentina, plantea Pérez Esquivel, siempre que reconozca su complicidad en los golpes de Estado sufridos en la región, tanto en el pasado como en actualidad. “Cuando analizas la situación en profundidad, EE. UU. fue responsable de los golpes de Estado en América Latina”, precisó.

“Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia a plagar la América de miserias en nombre de la libertad”, cita el activista humanitario argentino a Simón Bolívar para advertir a Obama, en el caso de que pretenda “avalar los ilegítimos reclamos de los fondos financieros” o recomendar una intervención militar en el país suramericano.

Si el jefe de Estado estadounidense no anuncia “reparaciones” ni “evita nuevos padecimientos”, el pueblo argentino podría considerar la visita de una provocación hacia su identidad nacional, estima Pérez Esquivel.

En otros comentarios realizados el pasado martes, de igual manera, el nobel había criticado junto a otras figuras opositoras la falta de contenido del discurso que pronunció Macri al abrir la Asamblea Legislativa argentina.

Por su parte, los organismos argentinos de derechos humanos también consideran la siguiente visita del mandatario estadounidense como un “viaje inoportuno”, puesto que a su parecer, la coincidencia de la visita con el aniversario del golpe de Estado —que instauró la última dictadura militar en el país— recuerda las prácticas de Washington contra “las democracias en la región” a lo largo de la historia.

El 23 y 24 del mes de marzo en curso —día del planeado viaje de Obama—, los organismos de derechos humanos argentinos llevarán a cabo marchas y actos en recuerdo de la fecha en la que se derrocó a la presidenta constitucional María Estela Martínez de Perón y comenzó el último Gobierno militar en su país.

Según documentos secretos filtrados por Wikileaks, Washington apoyó firmemente la dictadura militar que se instauró en aquel entonces en Argentina, a la que consideraba la mejor opción ante “el clima de incertidumbre que amenazaba sus intereses en el país”.

Las declaraciones del nobel de la Paz se producen días después de que el presidente argentino, Mauricio Macri, calificara de “paso importantísimo”, la próxima visita de su homólogo estadounidense, que según el abrirá una “nueva época” en Argentina.

En una línea similar, EE. UU. ha manifestado optimismo estimando que el viaje de Obama será un “nuevo comienzo” en las relaciones con Argentina, país que con su nuevo presidente se convertirá en un “aliado” más cercano de Washington.

Pese al visto bueno del Ejecutivo argentino a la visita, la asociación humanitaria argentina Madres de Plaza de Mayo ha tachado la iniciativa de provocación.

Hispantv

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios