Mundo

09
Nov
2015

Este lunes Cataluña ha dado un paso decisivo hacia su ansiado proceso “de desconexión” de España. Tras una jornada histórica en el Parlamento, ha sido aprobada la moción que da inicio al proceso independentista con el apoyo de los 72 diputados de Junts pel Sí y la CUP.

El Parlamento de Cataluña ha aprobado este lunes con los 72 votos de los diputados de Juntos por el Sí (62) y la CUP (10) la “declaración solemne del inicio del proceso de creación del Estado catalán independiente en forma de república”. Este “proceso de desconexión “no se supeditará”, defienden sus promotores, al Tribunal Constitucional.

Un 52% se opone a la hoja de ruta secesionista

Pese a la mayoría de diputados independentistas, el proceso de ruptura se inicia con la paradoja de que más de la mitad de los votantes en las elecciones autonómicas del pasado 27 de septiembre ha votado por partidos contrarios a la hoja de ruta secesionista.

Las candidaturas que pedían abiertamente iniciar el proceso independentista –Juntos por el Sí y las CUP— lograron juntas 72 diputados con solo un 47,7% de los sufragios gracias a la ley electoral española en vigor. El resto de formaciones presentes en el Parlament –Ciudadanos, PSC, PP y Catalunya si que es pot- que reúnen un 52,3% de los votos y 63 escaños.

Los independentistas habían proclamado antes de las elecciones autonómicas que les bastaría una mayoría de diputados -que no de votos- para iniciar la “desconexión” respecto a España. Ello contradice lo que desde algunos sectores independentistas -concretamente desde las CUP- se afirmaba antes de las elecciones autonómicas: solo con más del 50% de los votos el proceso secesionista estaba legitimado.

¿Por qué ha podido celebrarse el pleno rupturista este lunes?

Esta histórica jornada ha podido celebrarse gracias a que el pasado jueves el pleno del Tribunal Constitucional, integrado por 11 magistrados, rechazó por unanimidad la suspensión cautelar de la tramitación de esta moción y la celebración de la sesión. Esta había sido solicitada por el recurso de amparo que el Partido Popular, el Partido Socialista y Ciudadanos contra los acuerdos adoptados por la Mesa del Parlamento de Cataluña.

En caso de haberse realizado la suspensión cautelar, sería la primera vez en la historia de la democracia española que el Alto Tribunal impide la celebración de un pleno de un Parlamento autonómico.

¿Cuál ha sido la reacción del Gobierno español?

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado la firma de un recurso de inconstitucionalidad contra esta resolución y ha declarado que le gustaría que este paso fuera “el último”, en referencia a la opción velada de activar el artículo 155 de la Constitución, por el cual se podrían retirar parte de las competencias a la autonomía de Cataluña.

“Vamos a defender la democracia en toda España. Asumo mi obligación como gobernante (…) la Ley es la Ley, y cuando se ataca a la Ley, se debe hacer todo lo posible para protegerla”, ha indicado el jefe del Gobierno español.

Por su parte, el secretario general y candidato presidencial del PSOE, Pedro Sánchez, apoya el recurso presentado por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional contra la resolución del Parlamento catalán en el marco de “un compromiso firme e irrenunciable con la unidad” y reafirma su convicción de que “la mayoría de catalanes no quiere la independencia”.

“Los partidos independentistas están jugando su carta ante las próximas elecciones”

El politólogo Miguel Candelas cree que en vísperas de las elecciones generales en España, hay que leer la situación catalana en clave electoral. “Más que buscar una independencia a corto plazo, los partidos independentistas están jugando la carta de que crédito les pueden dar esto electoralmente”, indica a RT.

Según el experto,tanto Juntos por el Sí como la CUP “van a buscar pasos firmes que demuestren que ellos tienen una situación inequívoca de llegar a la independencia y de que no se van a asustar ante nada”. “El PP, el PSOE y Ciudadanos tienen que mostrar lo mismo”, añade. “Hasta las elecciones ambos bloques se van a mantener en la situación, porque es la propaganda electoral que necesitan”, sentencia.

¿Qué consecuencias tendría la independencia catalana?

Contras

Si Cataluña se separa de España podría significar que dejase de formar parte de Unión Económica y Monetaria Europea. Este hecho afectaría a la economía catalana en muchos aspectos: los aranceles en exportaciones e importaciones serían más altos y Cataluña debería fijar nuevas tarifas con la UE. Además, las exportaciones exteriores y las ventas a España se verían afectadas por la Tarifa Exterior Común y esta región quedaría fuera de muchísimos e importantes organismos económicos, como, el Banco Central Europeo, el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el Fondo Social Europeo.

La nacionalidad es otra cuestión importante. La diputada Inés Arrimadas, cabeza de lista del partido Ciudadanos, advierte que “los catalanes perderán el pasaporte europeo” si triunfa la opción independentista. A esto se suma la declaración de José Manuel García-Margallo, ministro español de Exteriores y Cooperación, quien aseguró que los catalanes perderán la nacionalidad española si se independizan.

Varios expertos indican que la tendencia que tienen algunas empresas a la hora de abandonar Cataluña y establecerse en otras regiones de España o en otros países seguiría en aumento y advierten del posible corralito en el que podría degenerar la independencia catalana.

Pros

Si Cataluña se independiza, no tendría que pagar impuestos a Madrid, aspiración clave de los independentistas, que denuncian que la solidaridad interna impuesta por el Gobierno de España perjudica a las regiones españolas más desarrolladas. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha reiterado en numerosas ocasiones que el PIB de Cataluña es el más alto de España y que la región es una de la comunidades autónomas más desarrolladas del país desde el punto de vista económico, sobre todo en lo que se refiere al sector industrial.

“Junts pel Sí quiere facilitar el trámite de impuestos a las empresas y los intermediarios, prestigiar su pago y limitar el castigo a quienes defraudan, todo ello desde cuatro departamentos de la Administración: el tributario, el de recaudación, el de aduanas y uno de propiedad inmobiliaria”, escribe ‘El Mundo’.

En cuanto a las pensiones, el presidente de la Generalitat comentó que “Cataluña tendría asegurado el pago de las pensiones y podría aumentarlas, cuando en este momento el Estado español se enfrenta a garantizarlas y no las puede aumentar”. Además, el independentismo catalán insiste en que Cataluña es una nación soberana con su historia, cultura y lengua y considera que, si rompen con España, los catalanes podrán participar más en la toma de decisiones sobre sobre sus propios asuntos.

A instancias de la presidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell, el pasado martes la Junta de Portavoces aprobó someter a votación en el pleno de este lunes una propuesta de nueve puntos en la que se incluye una declaración solemne del inicio del proceso constituyente de la república catalana independiente. Este documento insta al próximo Gobierno regional a ejecutar el proceso de desconexión de España.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios