Mundo

01
Jul
2015

Tres años después de la llegada al poder de Enrique Peña Nieto, México sigue sufriendo de violencia, desigualdad social, delincuencia, y como consecuencia, de descontento social. Pese a que el gobierno ha impulsado varias iniciativas para afrontar estos retos, hasta el momento han sido insuficientes para resolver la crisis.

El 1 de julio se cumplen tres años desde la victoria de Enrique Peña Nieto en las elecciones federales. No obstante, a pesar de las numerosas promesas que el mandatario mexicano había hecho durante su campaña presidencial, el país sigue enfrentando importantes problemas de carácter económico, social y político.

Violencia

A pesar de que en los últimos años en México se ha podido observar una leve tendencia a la disminución en el número de homicidios, secuestros y extorsiones, las cifras siguen siendo altas. De acuerdo con el informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de la Seguridad Pública, en los primeros cinco meses de 2015, en México se han registrado 14.976 homicidios, 562 secuestros y 2.312 casos de extorsión. Además, los datos revelan un aumento del número de estos casos de violencia entre enero y mayo de este año. Para comparación, en 2014 el número de homicidios, secuestros y extorsiones alcanzó 35.930, 1.838 y 6.139 casos, respectivamente.

La tragedia que puso en evidencia la verdadera escala de la violencia en México fue la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural en Guerrero el 26 de septiembre, que provocó multitudinarias protestas dentro del país así como oleadas internacionales de indignación.

En la siguiente infografía se puede observar la situación de las desapariciones en México a finales de 2014.

Lucha contra el narcotráfico

A lo largo de los últimos meses, las autoridades mexicanas han realizado varios arrestos de importantes miembros de cárteles de narcotráfico, como, por ejemplo, la captura del capo de Los Zetas, Omar Treviño, el líder de Los Caballeros Templarios Servando Gómez en Michoacán, etc.

No obstante, según un reciente informe de Justice in Mexico, gran parte del aumento de la violencia que el país ha experimentado desde 2008 se atribuye al narcotráfico y los grupos criminales organizados. En concreto, algunos cálculos sugieren que entre un tercio y la mitad de todos los homicidios intencionales en 2014 tenía características típicas de asesinatos relacionados con el crimen organizado.

Libertad de expresión

En el último informe anual de La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), México fue resaltado como el país con más asesinatos de periodistas en la región. Asimismo, los defensores de los derechos humanos insisten en que en el México de Enrique Peña Nieto han aumentado las agresiones contra la libertad de prensa en el país.

En enero, el Centro Internacional para Periodistas y Freedom House, dos organizaciones no gubernamentales que promocionan la libertad de la prensa, elaboraron el mapa ‘Periodistas en Riesgo’, que cubre los 209 ataques registrados desde diciembre de 2012.

El despido de Carmen Aristegui

Uno de los últimos episodios más escandalosos con respecto a la libertad de expresión en México fue el despido de Carmen Aristegui, la periodista que reveló la existencia de una millonaria propiedad de la esposa de Peña Nieto. El caso provocó una ola de indignación y una avalancha de reclamos sobre la libertad de expresión en el país.

Peña Nieto, por su parte, declaró tras el despido de Aristegui que México “es un país democrático, un país abierto, un país que respeta la libertad de expresión, las ideas libres y que genera espacios para el debate de las mismas”.

Desigualdad social

Pese a que México tiene la decimocuarta economía del mundo, 53,3 millones de personas siguen viviendo en la pobreza, según ha señalado el reciente informe de la organización no gubernamental Oxfam México. Varios estudios han demostrado que México se encuentra dentro del 25% de los países con mayores niveles de desigualdad en el mundo, en que, según algunas estimaciones, el 1% de la población recibe el 21% de los ingresos de todo el país.

Economía

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el primer trimestre de 2015, el producto interior bruto (PIB) de México creció un 2,5% respecto al igual trimestre de 2014, menor al nivel registrado el periodo previo (2.6%). Sin embargo, la economía mexicana todavía está lejos de las variaciones entre 2010 y 2012 (entre 3,2 y 6,7%), y el comportamiento de la actividad económica del país no alcanza un incremento de 3.0% desde el último tercio del 2012 (3,6%), informa ‘El Economista’. El diario ‘The Financial Times’ ha destacado las fallidas promesas de crecimiento económico del presidente mexicano Enrique Peña Nieto, señalando que “se han venido abajo estrepitosamente”.

Al mismo tiempo, la deuda pública mexicana también sigue creciendo. Según las cifras del Banco de Información Económica (BIE) del INEGI, en marzo de 2015 su volumen alcanzó los 6.774 billones de pesos, unos 2.274 billones de pesos más que la del mismo mes del año 2012. De esta forma, en tan sólo tres años esta deuda aumentó un 50,6%, una de las tasas de crecimiento más altas de la historia, informa ‘El Financiero’.

Política

A lo largo de la presidencia de Peña Nieto, su gobierno ha implementado varias reformas de distinta índole, como la reforma educativa, la apertura de la industria petrolera, el establecimiento de un sistema nacional de lucha contra la corrupción, etc. No obstante, varias iniciativas han provocado descontento y olas de protestas entre la población, como por ejemplo, la reforma educativa y la reforma energética. Además, los cambios impulsados tampoco han podido reactivar la economía de México, en opinión de ‘The Wall Street Journal’.

En concreto, la reforma energética ponía fin al monopolio de 75 años de la compañía Pemex y abría las puertas a la inversión privada nacional y extranjera en la industria petrolera y del gas. A raíz de la iniciativa, se convocaron numerosas protestas en contra de esta iniciativa que los activistas consideraban una “privatización disfrazada” de Pemex.

Por su parte, la reforma educativa modificó las condiciones laborales de los docentes y estableció un nuevo sistema de evaluación del profesorado, lo cual también desató una ola de protestas. Los manifestantes denuncian que la reforma es persecutoria, ya que pone en riesgo el trabajo de los profesores con medidas como la evaluación, sin brindar soluciones reales para mejorar la enseñanza.

Escándalos

Además de los problemas de carácter social, la presidencia de Peña Nieto ha estado marcada por numerosas revelaciones polémicas personales relacionadas con los gastos y las propiedades del mandatario mexicano, como lo fue el caso de la mansión valorada en 7 millones de dólares o la compra de una casa de 560 metros por solo 13 dólares.

En cuanto a los gastos, a mediados de junio se reveló que la Presidencia de México gastó unos 465.000 dólares en la visita oficial a Londres del presidente, realizada a principios de marzo pasado. Anteriormente, los medios mexicanos estimaron que la Administración de Enrique Peña Nieto es la más cara de últimos 24 años, ya que ha doblado sus gastos en transporte aéreo y el Estado Mayor, gastando asimismo demasiado en opinión pública y en comunicación social.

Corrupción

En 2014, la corrupción le costó a México unos 22.479 millones de dólares, según ha informado el presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, Erwin Francisco Arriola. Entre los últimos escándalos de este tipo destaca, por ejemplo, el del exgerente de la filial de la empresa de construcción española OHL en México, Pablo Wallentin, acusado de intentar sobornar a magistrados y a un alto cargo mexicano, así como de “manipular las cuentas de una concesión para introducir sobrecostes ficticios”.

En marzo de 2015, empezó la investigación de uno de los jefes de campaña en las elecciones que llevaron a la Presidencia de México a Enrique Peña Nieto, Gabino Antonio Fraga Peña, por posibles operaciones ilícitas en el Banco Madrid.

Víctor Manuel Quintana, Profesor de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, destaca varios puntos por los que el presidente está perdiendo popularidad. Entre ellos, fracasos económicos, la incesante violencia en el país y la corrupción.

RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios