Mundo

08
Ene
2016

El Pentágono envió uno de sus más novedosos proyectiles a España para unas maniobras de la OTAN, pero misteriosamente terminó en la isla caribeña.

A principios del 2014, el misil Hellfire, sin la cabeza explosiva, fue enviado a España para las maniobras de la OTAN. Tras los ejercicios militares, el proyectil llegó al aeropuerto de la ciudad alemana de Frankfurt, de donde por razones desconocidas fue trasportado a París y finalmente enviado en un vuelo de la aerolínea Air France con destino a La Habana, informa el diario ‘The Wall Street Journal’.

“¿Se trata de un caso de soborno? ¿Fue un trabajo de los servicios de inteligencia o solamente una serie de errores? Estamos tratando de averiguar”, comentaron fuentes estadounidenses familiarizadas con el caso.

Las consecuencias de este ‘pequeño’ error

La pérdida de este misil aire-tierra, diseñado para helicópteros, aviones y los drones asesinos Predator, podría significar un duro golpe para Washington, ya que La Habana podría filtrar la tecnología militar norteamericana a terceros.

“Los funcionarios estadounidenses temen que Cuba transfiera tecnología de los sensores y sistemas de guiado (del proyectil) a países como China, Corea del Norte o Rusia”, señala el diario.


RT

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios