Mundo | Política

06
Oct
2014

Morales, emocionado y con la voz afectada, recordó que los neoliberales decían que “el campesino y el indio, solo sirve para votar. Y en este corto tiempo hemos demostrado que el movimiento campesino y los originarios también servimos para gobernar y por eso vamos a ganar el 12 de octubre”, día de los comicios generales.

También rememoró que decían: “los izquierdistas no saben administrar (…) y quiero comentarles algo: en 2005, cuando me han elegido junto a Alvaro (García Linera) como vicepresidente, lo primero que pensé fue que si un dirigente sindical dirige mal a Bolivia, nunca más confiaría el pueblo boliviano en un dirigente sindical”.

Vamos a decirle al mundo entero que los dirigentes bolivianos también sabemos gobernar y atender las demandas del pueblo, insistió.

Según morales, “después de tanto levantamiento contra el neoliberalismo, el saqueo, nos hemos organizado para decir ya basta la privatización y la exportación de nuestra riquezas. Ahora nuestra riquezas se quedan en Bolivia para el bien de nuestro pueblo”.

Al mismo tiempo, reconoció que lo alcanzado en los últimos años no es regalo de Evo Morales, sino consecuencia de la lucha del pueblo, en tanto agregó que la obligación de su gobierno es cuidar la economía nacional.

“Ahora somos apreciados, reconocidos y respetados en todo el mundo, porque hemos dignificado a todos los bolivianos”, recalcó.

El primer presidente indígena de Bolivia, insistió en la necesidad de pasar a la economía del conocimiento para lograr la liberación tecnológica y recordó que la ciudadela científica se construirá en el departamento cochabambino.

Por otra parte, destacó las críticas en el tema de la salud y adelantó la construcción de un moderno hospital, especializado en la lucha contra el cáncer, en la ciudad, así como otros en otros departamentos para otros males.

También insistió en que “habrá una liberación en los medicamentos. Vamos a hacer en Cochabamba un complejo farmacéutico para producir medicamentos y exportar medicamentos”.

“Vamos bien. Ahora sí podemos prometer esta clase de obras. Para el complejo farmacéutico, que va a costar cerca de 300 millones de dólares, ya tenemos plata reservada, no hay que pedir”, insistió.

Morales fue muy aplaudido por las decenas de miles de personas que participaron en el cierre de la campaña electoral mientras anunciaba la construcción de una doble vía en la zona de El Sillar, que une el trópico de Cochabamba con el oriente del país, para la cual aseguró contar con financiamiento.

Por último, el jefe de Estado y candidato por el Movimiento Al Socialismo, se mostró convencido de que su partido ganará los dos tercios en el Legislativo, pero insistió en la necesidad de demostrar la ventaja en las urnas.

Prensa Latina
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios