Mundo

30
Jul
2015

Las insurgentes FARC-EP consideraron apremiante luchar por cambios en el sistema electoral por el bien de Colombia, al denunciar hoy el ambiente de corrupción que se perfila rumbo a las elecciones regionales del 25 de octubre.

En el contexto de los diálogos de paz que desarrollan aquí desde 2012 con el gobierno de Juan Manuel Santos, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) expresaron algunas preocupaciones sobre comportamientos que desdibujan el sentido democrático que debieran caracterizar dichos comicios.

En un comunicado, la insurgencia señaló que por todos lados aparecen denuncias sobre feria de avales para advenedizos y connotados personajes ligados a narco-mafias y paramilitares, cuyos fuertes son el clientelismo, el tráfico de votos e influencias, el fraude, los compromisos con capos de la criminalidad, entre otros delitos.

Todo ello, contrastando con la exclusión de los más débiles y de los que decentemente aspiran a un cargo de elección popular, denunció la mayor guerrilla colombiana en el texto divulgado con motivo del cierre del período de inscripciones de los candidatos a los comicios regionales.

Al respecto, la insurgencia citó estudios que indican que en unos 19 departamentos observados hay al menos 140 candidatos a Alcaldías y Gobernaciones que estarían vinculados a organizaciones criminales, o cometiendo delitos electorales con el objetivo de ganar las elecciones.

Según manifestaron las FARC-EP, la realidad de descomposición institucional y de crisis del régimen en Colombia, plantea retos que no pueden responderse con indiferencia y resignación.

Ante tal situación, la guerrilla consideró que “es apremiante luchar por cambios en el sistema electoral y de actuar presentando propuestas innovadoras que recojan el sentir de los excluidos, llenando con audacia cada espacio de la vida nacional”.

Es momento de dejar rezagados con sus costalados de promesas y de demagogia a los politiqueros corruptos, asumiendo el compromiso del trabajo por la justicia social y la normalización de la vida nacional, manifestó la insurgencia.

Todo ello con el fin, expresaron las FARC-EP, de que se genere la confianza que permita la conversión de la guerrilla en movimiento político alternativo, que pueda poner en alto la voz de los desposeídos, sin que ello jamás vuelva a implicar represión, persecución y muerte.

Prensa Latina

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios