Mundo

09
May
2012

La conformación del gobierno de unidad nacional de Benjamín Netanyahu y Shaúl Mofaz allana el camino para un ataque contra Irán

La conformación del gobierno de unidad nacional por parte del primer ministro, Benjamín Netanyahu, (Likud) y el líder de Kadima, Shaúl Mofaz, seguramente no ha pasado desapercibido en Teherán, Washington y las principales capitales europeas.

Los gobiernos de unidad nacional nacieron históricamente en circunstancias de “crisis extremas”, para aplicar medidas drásticas. El 1 de junio de 1967, se conformó un gobierno de unidad nacional poco después de que el entonces presidente egipcio, Gamal Abdel Nasser, cerrara el estrecho de Tirán, en el Mar Rojo – una declaración de guerra de facto para los israelíes. El 5 de junio los aviones de combate israelíes partieron de sus bases y destruyeron la aviación egipcia en tierra, que aún no había alcanzado a despegar. Había comenzado el Guerra de los Seis Días.

El gobierno de unidad nacional conformado, en 1984, por Itzjak Shamir (Likud) y Shimón Peres (Laborismo) logró la retirada del Líbano - en el que estaba empantanado el Ejército- y sometió a los poderosos grupos de intereses mediante un duro plan antiinflacionario, deteniendo una escalada de precios que estaba socavando la economía del país.

Ahora, la presión de Washington ha disminuido, ya no tiene que tratar con un gobierno estrecho de derecha sino con una amplia coalición conformada por 94 diputados en la Knéset (Parlamento) – sobre un total de 120 escaños.

No es que Israel actuará militarmente en este momento. Pero un gobierno de estas características tiene mayor facultad para tomar decisiones y la capacidad potencial para absorber las críticas si una eventual ofensiva contra las instalaciones nucleares iraníes fracasa o produce consecuencias inesperadas.

La Casa Blanca tiene aversión por un ataque israelí contra las instalaciones nucleares de Irán, que haría trepar por las nubes los precios de petróleo y minar la débil recuperación de la economía estadounidense, justo antes de las elecciones en noviembre.

La administración de Obama debe estar justificadamente inquieta sobre todo cuando el gobierno de Tel Aviv está manejado por el triunvirato de la Sayeret Matkal (el comando de élite de la Brigada de Paracaidistas). El Ministro de Defensa, Ehud Barak, Netanyahu y Mofaz son egresados de esa misma unidad.

Mofaz se sumará al Gobierno como ministro sin cartera, pero integrará en mini gabinete de seguridad, conformado ahora por nueve miembros. Tres de sus integrantes han sido jefes del Estado Mayor (Barak, Moshé Yaalón y Mofaz) y de éstos dos se desempeñaron como ministros de Defensa (Barak y Mofaz).

Más aún el diputado Avi Dichter (Kadima), ex jefe del Shabak (servicio secreto interno), también formará parte seguramente del Gobierno.

Mofaz tratará de reavivar las negociaciones con los palestinos pero esos contactos deberán ser coordinados con el primer ministro, según el acuerdo de unidad. Probablemente, en este sentido, Mofaz intentará llegar más lejos de lo que alcanzó su predecesora, Tzipi Livni.

Fuente: Agencias
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios