Mundo

04
Jun
2015

Este jueves las partes se reunirán como habían previsto el pasado domingo para disertar acerca del tema de las víctimas del conflicto armado.

Las delegaciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y del gobierno colombiano concluirán este jueves el ciclo 37 de las conversaciones de paz centrado en el tema de las víctimas del conflicto armado.

En esta etapa de las negociaciones iniciadas en noviembre de 2012, que estuvo marcada por varias violaciones del cese el fuego indefinido decretado por las FARC-EP en diciembre pasado, se reafirmó la convicción de la partes de poner fin al conflicto de más de medio siglo.

La insurgencia ha recalcado que el proceso de paz no es de sometimiento ni de rendición. “No puede convertirse en un proceso judicial o de debut de un concepto de justicia punitivista (sic) en la que el Estado pueda actuar como juez y parte”, refirió el comandante de las FARC-EP, Walter Mendoza en un comunicado.

En el documento, la insurgencia reiteró que ningún marco jurídico unilateral es reconocido por la FARC-EP y mucho menos concepciones de justicia transicional que de él se deriven.

Mendoza puntualizó, en ese sentido, que no van a intercambiar impunidades “porque no es comparable el terrorismo de Estado al ejercicio del derecho a la rebelión”.

Advirtió además que ningún insurgente está dispuesto a pagar cárcel por ejercer dicho derecho. “Si a algo se debe referir el concepto justicia, es al establecimiento de la justicia social y reparadora, de otro modo, sería impensable la paz”, recalcó Mendoza.

El líder guerrillero, insistió en que el Estado debe detener las operaciones militares, porque es “finalmente es el Estado el máximo responsable de la guerra y sus victimizaciones”.

La insurgencia sigue apostando en alcanzar la reconciliación mediante cambios estructurales que acaben con la miseria, la desigualdad y la falta de democracia.

En Contexto

El desarrollo de los diálogos de paz ha tenido avances en temas como reforma rural integral, participación política y drogas ilícitas. Faltan otros puntos como la reparación a las víctimas y el propio fin del conflicto, que incluye dejación de las armas, desmovilización y reincorporación a la sociedad de la insurgencia.

Cifras recientes indican que el conflicto armado ha dejado más de 200 mil desplazados y miles de muertos que aún reclaman justicia.

teleSUR

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios