Mundo

05
Mar
2015


La ex secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton solicitó hoy al Departamento de Estado la publicación de los e-mails de trabajo que envió entre 2009 y 2013 desde una cuenta de correo privada, tras surgir controversia al respecto.

Clinton, probable candidato demócrata a los comicios presidenciales de 2016, enfrenta un potencial escándalo al saberse que no utilizaba una dirección de e-mail gubernamental, algo que aparentemente es ilegal.

Este lunes el diario The New York Times reveló que la ex jefa de la diplomacia norteamericana no tenía una cuenta de correo gubernamenal entre 2009 y 2013, cuando fue secretaria de Estado y usaba únicamente un correo electrónico personal para asuntos oficiales.

El uso de una cuenta de correo electrónico personal cuando una persona ocupa un cargo oficial viola una ley federal, que requiere que los mensajes oficiales sean conservados para el registro gubernamental.

Aparentemente, el problema fue aireado por el comité de la Cámara de Representantes que investiga el atentado terrorista de 2012 contra el consulado estadounidense en Bengasi, Libia, en el que murieron cuatro personas.

El comité, dominado por los republicanos, solicitó al Departamento de Estado que investigase si los correos de Clinton estaban archivados de forma correcta.

Pese a que aún no decidió se corre en las elecciones de 2016, Clinton puede verse afectada si es llamada por el comité para que explique sobre sus correos.

El Times precisó que la ex primera dama no entregó al Departamento información sobre sus correos electrónicos oficiales hasta finales de 2014, cuando facilitó un dossier de 55 mil páginas.

Medios de prensa y comentaristas políticos locales se preguntan ahora si la cuenta personal de Clinton tenía la suficiente seguridad cuando se desempeñaba como Secretaria de Estado y si con sus acciones pudo socavar la seguridad del departamento que dirigió.

Mientras la controversia se profundiza, expertos no descartan que este sea apenas el inicio la publicación de los llamados “trapos sucios” que deben enfrentar los potenciales aspirante a la presidencia del país y que en muchos casos derribaron aparentemente sólidas candidaturas.
Prensa Latina

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios