Mundo | Política

07
Oct
2014

Luego de 23 años de olvido, los pueblos indígenas de Colombia podrán regir sus propios destinos, gracias a un decreto firmado hoy por el presidente Juan Manuel Santos.

“A partir de ahora, los territorios indígenas podrán administrar directamente la asignación especial para resguardos indígenas que está dispuesta en el Sistema General de Participaciones”, expresó el mandatario en un acto efectuado en el Salón Bolívar de la Casa de Nariño, con la presencia de representantes de comunidades aborígenes.

La norma, que entra en funcionamiento a partir de hoy, estaba recogida en la Constitución de 1991, pero tardó casi un cuarto de siglo para traspasar el papel y convertirse en realidad, añadió el jefe de Estado durante su discurso.

Las nuevas facultades adquiridas por las comunidades aborígenes incluyen también la gestión de los recursos naturales necesarios para su supervivencia, así como instalaciones de salud, educación y acceso a fuentes seguras de agua potable.

En las postrimerías de su discurso, Santos consideró que este “paso histórico” en las relaciones entre el gobierno y los pueblos originarios coloca a Colombia a la vanguardia de la comunidad internacional en materia de respeto hacia los pueblos y hacia los derechos humanos.

Durante la ceremonia, el Consejero Mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Luis Fernando Arias, pidió un minuto de silencio en memoria de los 11 miembros de la comunidad wiwa que fallecieron ayer tras recibir el impacto de un rayo en la Sierra Nevada de Santa Marta, en el norte del país.

Según los expertos, esta nueva etapa en las relaciones entre el Ejecutivo y las organizaciones indígenas y rurales, es de vital importancia para evitar posibles encontronazos con la sociedad civil, ya que el más reciente gran paro nacional, organizado por estos sectores en 2013, puso en un duro aprieto al actual gobierno.

Prensa Latina

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios