Mundo

21
Abr
2015

Un 95% de los peritajes de especialistas del FBI en comparación del cabello realizados durante casi tres décadas fueron defectuosos, según revela una revisión interna a gran escala. Entre estos casos algunos terminaron con penas capitales contra los acusados.

Tras revisar las peritaciones de especialistas de su unidad de comparación microscópica de cabello realizadas entre 1972 y 1999, el FBI ha concluido que sus testimonios en contra de sospechosos fueron defectuosos en un 95% de los casos. De los 28 peritos del FBI, 26 alteraron sus conclusiones para que estas favorecieran a los fiscales, informa el diario ‘The Washington Post‘.

En total el FBI estudió 21.000 casos penales en los que la peritación fue solicitada, destacando alrededor de unos 2.500 en los que los peritos del FBI hallaron coincidencias de cabello de los demandados con cabellos hallados en los lugares del crímen. De los 342 casos estudiados hasta ahora, en 268 las evidencias hechas por sus expertos fueron usadas en contra de los demandados. De estos 268 casos tan solo 11 (un 4%) no fueron defectuosos. Cabe destacar que de estos 268 casos, 32 afectaron a imputados que tras el juicio fueron condenados a la pena capital, y de los que 14 ya fallecieron o fueron ejecutados.

Conforme a la revisión del FBI, hasta el año 2000 sus expertos sistemáticamente usaron estadísticas incompletas o engañosas para apoyar sus conclusiones acusatorias, aunque, en realidad, no existen datos aceptados universalmente que indiquen con qué frecuencia el cabello de diferentes personas puede parecer el mismo. Desde el año 2000, los peritos del FBI usan técnicas de investigación más sofisticadas como las pruebas de ADN.

En cualquier caso, la revisión del FBI no es completa, ya que la agencia considera difícil estudiar los casos anteriores a 1985, debido a que no fueron digitalizados. Además, alrededor de 700 casos quedan fuera de la revisión, ya que policías o fiscales fallaron a la hora de responder a las solicitudes de información enviadas por el FBI. Mientras sigue con la revisión, la agencia ya ha explicado que hasta 2012 los peritos carecían de estándares escritos para presentar los resultados de sus investigaciones en las cortes.

Según ‘The Washington Post’, el FBI lanzó su investigación interna en 2012 cuando el diario informó que los informes periciales erróneos sobre coincidencias del cabello pudieron haber derivado en acusaciones de violaciones, asesinatos y otros crímenes de cientos de inocentes desde los años 1970.


Fuente: Contrainjerencia

 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios