Mundo

26
Ago
2012

Hasta ahora, las lluvias y vientos torrenciales han forzado este domingo la evacuación de más de 25.000 personas en Cuba e inundaciones en zonas costeras.

El sábado, a su paso por Haití, donde se ha abatido con especial crudeza sobre los 400.000 damnificados del terremoto de enero de 2010 que siguen viviendo en tiendas de campaña en la capital del país y sus alrededores, Isaac ha dejado ocho personas muertas y 14.000 evacuadas.

A su paso por Cuba, la aún tormenta ha dejado hasta ahora más de 25.000 evacuados, daños materiales menores, inundaciones en zonas costeras y ríos a punto de desbordarse.

Pese a que ya se ha alejado del Caribe, los fuertes vientos aún mantenían este domingo en vilo a las autoridades y a la población. Según la dirección del Consejo de Defensa Nacional, reunida en La Habana, no se ha informado hasta el momento de ninguna víctima mortal.

En la zona turística de Varadero, donde se alojan 22.034 turistas (16.936 extranjeros), las fuertes lluvias han obligado a permanecer en el interior de los hoteles.

En Haiti, fuentes de Protección Civil en Puerto Príncipe informaron de que las fuertes lluvias y vientos se hicieron sentir especialmente en la noche del viernes y dejaron sin electricidad a buena parte del Departamento Oeste, al que pertenece la capital del país.

De los 32 generadores que proporcionan electricidad al citado departamento, 30 quedaron fuera de servicio por las lluvias.

Varios puntos del país sufrieron inundaciones, aunque las autoridades aseguran que no han sido generalizadas. Haití es un país muy expuesto a las inundaciones porque apenas conserva un 2% de su capa vegetal.

Organismos estatales y no gubernamentales preparaban este fin de semana reservas de alimentos, agua y materiales de primera necesidad en caso de urgencia. Las autoridades temen también una eventual expansión de la epidemia de cólera que se inició en octubre de 2010 y que periódicamente se cobra nuevos casos.

Agencias
 

Hacer un comentario.



Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.

Patriagrande no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Comentarios